La tala puso a los árboles al borde de la muerte

Los agrónomos que analizaron el caso de Neuquén capital fueron categóricos y los concejales exigen frenar la poda



NEUQUEN (AN).- Algunos árboles corren riesgo de morir. La tala en algunas plazas del microcentro mereció la categórica descalificación técnica de profesionales agrónomos y la decisión política de los concejales -excepto del radicalismo- de pedir al municipio que no toque ninguna especie más, hasta acordar un criterio razonable.

Como el parecer municipal es contrario y afirma que hace lo mejor, el Deliberante organizó una jornada para el 14 de octubre con la finalidad de que la comuna, la universidad y los organismos no gubernamentales (ongs) intercambien conocimientos para obtener finalmente “la” opinión válida.

Por el tipo de cortes algunos árboles de las plazas que están en sitios sombreados “no van a tener capacidad para reaccionar y tienen pocas probabilidades de sobrevivencia”, alertó la ingeniera agrónoma María del Carmen Echenique, docente de la cátedra “Parques, Jardines y Floricultura” de la facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Comahue.

Echenique, una profesional de consulta en la región sobre el tema poda de árboles en calles y avenidas, admitió que le impactó cómo quedaron después de la poda las especies que pueblan la plazas Ministro González y Roca, y las que están en línea en la multitrocha.

Explicó que la poda “de rejuvenecimiento” practicada no es recomendable en forma masiva y requiere de una supervisión “muy de cerca”. “La cuestión no pasa por no podar, sino por el criterio que se adopta y cómo se lo lleva adelante”, dijo.

La presencia de la profesional en el Deliberante fue consecuencia de la invitación efectuada por la presidenta de la comisión de Ecología y Medio Ambiente, Emilce Troncoso, a la UNC. La convocatoria abrazó también a la asociación “Amigos de la jardinería” y a la escuela provincial de enseñanza agropecuaria número dos (EPEA).

El agrónomo Norberto Raffo, ex empleado político municipal, asistió por la asociación de jardinería y fue durísimo al opinar que tiene “respaldo técnico y conocimientos” para asegurar que la poda “está mal”.

La noticia de que la municipalidad autorizó tirar cuatro olmos adultos para que se vea mejor el mástil del centenario y fue arran

cado un plátano adulto, dejó perpleja a la mesa, teniendo en cuenta el valor de los ejemplares y su desarrollo en condiciones climáticas adversas.

Por la “picadora” también pasaron CALF , Vialidad, empresas y particulares.

Los concejales están alarmados porque el subsecretario de Servicios Públicos Carlos Cides anticipó que entre octubre y diciembre mochará los eucaliptos de las diagonales, y el año que viene tirará la mitad. No están seguros de que lo que se vaya a hacer sea lo correcto. Por eso pugnan para que la jornada sirva para establecer la mejor estrategia en materia forestal.

Fabián Pelliza (UCR) fue el único que defendió la gestión local: “la poda se hizo con criterio científico, y definida por el ingeniero forestal Raúl Sáenz, director de espacios verdes y personal de carrera del municipio”, sostuvo.”Los árboles de la plaza están brotando, si alguien está en desacuerdo que aporte un criterio científico. No apoyaremos el proyecto para interrumpir la poda”.

Frente a esta posición, la comisión legislativa solicitará a la UNC un informe sobre la situación del arbolado urbano y la poda, y que estime el valor de los árboles si la tala causa daños que impidan su recuperación.


Comentarios


La tala puso a los árboles al borde de la muerte