La tentación del poder



Un funcionario de la Casa Rosada describió con claridad el motivo por el cual Kicillof ya tuvo varios encontronazos: “Axel quiere ser un ministro muy fuerte, concentrar todas las decisiones que le propone a la presidenta y todo indica que por ahora cuenta con un fuerte aval de Cristina”. En el Ministerio de Economía de la Nación también consideran lo mismo. “No quiere que pase como ocurrió con algunos antecesores suyos que hacían simple trabajo de escribano poniendo la firma en los decretos”, puntualizó un asesor del equipo económico. Esto le ha generado peleas con algunos integrantes del gabinete, en especial, con los ministros Julio De Vido y Carlos Tomada. “Lo que ocurre es que Axel considera que en los últimos tres años hubo mucha improvisación en algunas medidas económicas y quiere que se superen para siempre los males que dejó Guillermo Moreno en su paso como secretario de Comercio Interior”, puntualizó otro funcionario. “El ministro sabe que, si no se logra controlar la inflación y ordenar el mercado cambiario, los próximos meses van a ser muy difíciles”, agregó un funcionario técnico del Palacio de Hacienda.


Comentarios


La tentación del poder