La tormenta de nieve y lluvia complicó el tránsito cordillerano

Las rutas estuvieron transitables pero con precaución.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Debido a la tormenta de nieve y lluvia que cayó durante la mañana de ayer algunas rutas de la región presentaron complicaciones para el tránsito. En todas fue obligatorio el uso de cadenas y algunas estuvieron transitables con precaución. En los caminos de tierra y ripio el problema fue el hielo y el barro, que se acrecentó sobre el mediodía porque al aumentar en forma notable la temperatura, la nieve se convirtió en agua.

El incremento de las precipitaciones en las altas cumbres agravó las crecidas de los ríos Limay y Negro que desde ayer llevan caudales mayores que los de los últimos días, provocando importantes daños y generando alertas en barrios ribereños.

En Bariloche, los peores inconvenientes ocurrieron durante la mañana, cuando la visibilidad era escasa y los vehículos despistados interrumpieron provisoriamente el tránsito, sobre todo en el camino de acceso al cerro Catedral y en la ruta 23.

Los pronósticos meteorológicos anunciaban lluvias para ayer y hoy, pero a las 8 y 15 de ayer una copiosa tormenta de nieve que se prolongó hasta el mediodía cubrió los alrededores de la ciudad y el casco urbano, obligando a muchos conductores a colocar cadenas en sus ruedas y a circular con limitaciones.

La fuerte nevada y su probable continuidad hizo que se movilizaran máquinas viales hacia las rutas provinciales internas de la ciudad, y en especial hacia sectores de la ruta 258, que une esta localidad con El Bolsón.

La ruta 258 estuvo todo el día transitable, pero en los sectores cercanos al Cañadón de La Mosca y a Pampa del Toro la acumulación de nieve dificultó la circulación y se aconsejaba la utilización de cadenas.

Por esta ruta circulan camiones chilenos de gran porte que unen las ciudades chilenas de Osorno y Punta Arenas, y necesariamente deben transitar por territorio argentino.

La ruta 237, principal vía de acceso a la ciudad, presentó dificultades a la mañana por sectores con hielo en la calzada, pero el aumento en la temperatura y las lluvias posteriores derritieron el hielo y lavaron la nieve caída hasta el mediodía. El tránsito no se interrumpió en ningún momento y tampoco se registraron accidentes.

Las rutas nacionales 23 y 40 presentaban dificultades al tránsito por la presencia de hielo y barro, y en el tramo sin pavimento del camino de los Siete Lagos era obligatorio el uso de cadenas porque había sectores con barro en los que se habían formado huellas profundas.

El Paso Internacional Cardenal Samoré estuvo habilitado durante toda la jornada porque en ese sector apenas nevó y las fuertes lluvias derritieron en parte la nieve acumulada en las banquinas. En el tramo argentino del sector internacional de la frontera quedan unos 10 kilómetros sin pavimentar, pero el camino está consolidado y no ofreció mayores dificultades. No obstante, para cruzar el Paso era obligatorio portar cadenas en todos los vehículos, en prevención de las sorpresivas nevadas que suelen producirse.

La fuerte nevada caída en la ciudad preocupó a las autoridades y sobre todo a los vecinos de los barrios altos, que es donde se concentra la mayor cantidad de viviendas precarias. Pero el deshielo posterior también provocó inconvenientes porque transformó determinadas calles en acequias y en algunos casos el agua invadió las viviendas ubicadas debajo del nivel de las calzadas.

En El Bolsón, la intensa nevada provocó innumerables inconvenientes de tránsito y la puesta en alerta de los mecanismos de Defensa Civil de las localidades comarcales.

Varios autos quedaron varados en El Bolsón

En El Bolsón, la nieve comenzó a caer con intensidad a las 10 de la mañana, acumulándose rápidamente en calles y caminos. Al mediodía, transitar por las avenidas céntricas era una aventura con resultado impredecible.

Muchos automóviles quedaron varados ayer en los costados de la avenida San Martín, ante la imposibilidad de los conductores de circular con seguridad.

En el Paraje Las Golondrinas, sobre la ruta nacional 258 sur que une esta localidad con El Hoyo, un remisse no pudo mantenerse sobre la cinta asfáltica y colisionó con violencia contra el guard-rail, aunque el conductor y su pasajero no resultaron lesionados. En ese sector, la nieve se acumuló rápidamente, alcanzando los 10 centímetros en pocas horas.

Según Gendarmería Nacional, el panorama era complejo en la ruta nacional 258 norte, con serio riesgo para los vehículos en los tramos de Pampa del Toro, La Veranada, Río Villegas, el cañadón del río Foyel y la Cascada de la Virgen. "Es obligatorio el uso de cadenas y se recomienda que, de no ser necesario, los automovilistas se abstengan de circular por la ruta" señalaron fuentes de gendarmería.

La ruta hacia Esquel también presentaba grandes acumulaciones de nieve, principalmente en la zona de Leleque y la llamada Subida de la Nafta, zonas muy peligrosas para el tránsito menor.

Aunque ninguna localidad había quedado aislada, se estimaba que a última hora de ayer, se iba a interrumpir el tránsito hacia El Maitén, por acumulación de nieve en Cuesta del Ternero, paraje El Coihue y el tramo de la ruta 40.

Walter Luna, coordinador de Defensa Civil de El Bolsón señaló que "se realizan constantes recorridas en los sectores mas peligrosos, pero afortunadamente hasta el momento no hemos recibido llamados de auxilio de ningún poblador". El funcionario agregó que "recibimos información de la estación de Cuesta del Ternero, porque tememos que luego de la nevada se registren lluvias, como está pronosticado, lo que podría causar desbordes de los ríos". (AEB)

El parque ceferiniano está anegado y peligra la fiesta de agosto

CHIMPAY (AVM).- Obligados por la crecida del río Negro los integrantes de la comisión ceferiniana analizan cambios en el programa de la Semana de la Fe, fiesta de Ceferino, en Chimpay.

El parque ceferiniano está anegado sobre todo en el sector destinado a los acampantes, y el agua está a pocos metros del monumento a Ceferino Namuncurá.

A partir de esto, en la ciudad comenzaron a circular fuertes rumores, no desmentidos por fuentes oficiales, que indican que la celebración podría ser postergada para octubre. Por este motivo, se mantienen reuniones entre distintas entidades vinculadas con la celebración donde se comenzaría a decidir qué es lo que sucederá con la fiesta más importante para los fieles cristianos de toda la Patagonia.

Desde la comisión organizadora, el presidente Mario Perez confirmó la realización al menos de todos los eventos que están vinculados con lo religioso, y ya se ha hecho la folletería para promocionar los festejos en la que se menciona que la fiesta se realizará a partir del 26 de agosto.

Pero por otro lado se menciona que no de no cambiar las actuales condiciones se espera que los fieles que generalmente llegan para acampar no lo puedan hacer, lo que mermaría de manera considerable la asistencia de público.

El problema es que el caudal del río negro se mantendrá constante, al menos por un mes más, lo que impediría que las zonas anegadas puedan recuperarse para la fiesta. Aunque hay algunos lugares donde el agua no ha llegado y es muy probable que no llegue como es el gimnasio donde se celebran las misas.

Mario Perez, que estuvo haciendo ayer una recorrida por el parque, confirmó la realización de los eventos religiosos y aclaró que " si va haber una reorganización. Porque esto no afecta lo que es la parte religiosa. Si lo hace en lo que compete al municipio, que es por ejemplo la venta de stands, que deberán me parece buscar un nuevo lugar". Perez remarcó: "la parte de camping esta afectada, es una laguna y para que eso baje tiene que pasar un buen tiempo. No se va a poder acampar".


Comentarios


La tormenta de nieve y lluvia complicó el tránsito cordillerano