La tormenta perfecta

La crisis en Brasil y el parate de la economía local. Los factores que jaquean la industria automotriz. En lo que va del año cayó fuerte la producción y se desplomaron las exportaciones.



#

En baja. La industria automotriz vive su cuarto año consecutivo de caída en la producción.

Lejos quedaron los años en que Argentina crecía a tasas chinas y el producto bruto se expandía a tasas promedio del 8% anual. El icono productivo de aquellos años era la industria automotriz, que en 2011 batió el récord histórico de 828.771 unidades fabricadas en un año.

La imagen de hoy es muy diferente. El modelo basado en el consumo y el mercado interno terminó resquebrajándose lentamente, y el sinceramiento que por estos días experimenta el conjunto de la actividad económica nacional, sumado al parate que experimenta la economía en los países vecinos, pegaron de lleno en la actividad que supo ser insignia.

Los números no dejan lugar a dudas. Entre enero y julio de 2016 se produjeron 42.159 unidades menos que en igual lapso del año pasado. La baja es del 14%. Si la comparación es en cambio con los primeros siete meses de 2013, el último año con altos niveles de producción, la caída llega al 44%.

No se trata de un dato menor. Es el reflejo del fenomenal parate que experimenta la actividad económica, no solo en Argentina, sino en todo el bloque regional.

Es que si se observan la estadística de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), los patentamientos acumulados hasta el mes de julio crecieron un 6,5% respecto al año pasado.

La baja entonces se explica por dos factores. El primero se relaciona estrechamente con la recesión local. El mismo informe de Acara, indica que el patentamiento de camiones se desplomó un 19,6% en lo que va de 2016. Todo un síntoma del parate que vive la industria y la construcción.

Pero el factor determinante es sin duda la crisis que vive Brasil, principal destino de las exportaciones automotrices nacionales. Hasta el 2014, previo al comienzo de la debacle en el vecino país, la mitad de la producción nacional tenía como destino Brasil. La proporción se redujo a 4 de cada 10 autos producidos el año pasado, y a 3 de cada 10 este año.

Según informa la Asociación de Fábricas de Automotores, la merma en las exportaciones totales llega al 32% este año, lo que se traduce en 47.688 unidades menos enviadas al exterior. Comparado con 2013, la caída de las ventas al exterior alcanza el 61%.

Datos

Datos

13%
La baja en la producción automotriz durante el último mes de julio en relación al mismo mes del 2015.

Comentarios


La tormenta perfecta