La UCR intervino el distrito de Tierra del Fuego

Mencionan a Verani como candidato para 'poner orden'



El Comité Nacional del radicalismo intervino ayer la UCR de Tierra del Fuego y suspendió provisoriamente la afiliación partidaria de su titular, el gobernador Jorge Colazo, por haber expresado que trabajará para la reelección del presidente Kirchner. Entre los posibles interventores que baraja la conducción partidaria está el ex gobernador de Río Negro, Pablo Verani,

El anunció lo formuló el presidente de la UCR, Angel Rozas, quien fundamentó la decisión en la "inconducta partidaria".

 

"Viejos impotentes"

 

Desde Ushuaia, Colazo, quien mantiene un conflicto con el vicegobernador -lo acusa que intentar matarlo-, respondió que los dirigentes del Comité Nacional son "viejos impotentes y gallinas" y afirmó que "se tienen que ir" de la conducción partidaria.

En ese sentido, manifestó su deseo de que los gobernadores radicales integren la conducción nacional del partido cuando se renueve a fines de noviembre la actual dirección y propuso como presidente de la UCR al mandatario mendocino Julio Cobos. La decisión del Comité Nacional divide las aguas en el radicalismo en torno a dos estrategias que se perfilan de cara a las elecciones de octubre: la de Rozas, que busca fortalecer el rol opositor del radicalismo y la del "progresismo" y algunos gobernadores radicales que quieren tender puentes con el gobierno nacional.

Al respecto, Rozas fue claro cuando anunció la intervención a la UCR fueguina al decir que "no estamos en contra de que nuestros gobernadores o intendentes tengan buena relación con el gobierno si eso favorece a los ciudadanos; pero hay un límite: a la hora de las elecciones nosotros trabajamos para el radicalismo y Kirchner para el PJ".

"La actitud de Colazo puso a la UCR en una posición insostenible", remarcó Rozas. El titular del radicalismo busca disciplinar a la tropa con vistas a las elecciones legislativas alrededor de su estrategia: que la UCR adopte un perfil decididamente opositor, sin concesiones al gobierno nacional, y el mensaje está dirigido tanto a gobernadores como a intendentes radicales.

"Estamos separando del cargo (a Colazo) por un hecho gravísimo para la UCR", dijo Rozas y planteó una hipótesis:"si no tomamos decisiones firmes, los intendentes mañana, los concejales pasado y los dirigentes dentro de cuatro días podrían resolver por encima de la conducción nacional hacer negocios políticos particulares". En ese hipotético marco, reflexionó que "ese no sería un partido político nacional". En tanto, Colazo cargó contra Rozas al decir que "debe irse a su casa porque ha conducido muy mal al partido", a la vez que reiteró su idea de formar "una liga de radicales del interior". (Télam y DyN)

Colazo, un gobernador polémico

El gobernador fueguino, Jorge Colazo, es un dirigente radical muy polémico, ya que desde hace más de un mes viene denunciando a su propio vice de digitar una maniobra para "intentar matarlo". Así, sin mayores precisiones, lanzó la temible acusación y desapareció por unos días de la provincia.

En medio del caos institucional que generaron esos dichos y su alejamiento de la isla, desde el gobierno fueguino se informó que Jorge Colazo, padece "un fuerte estrés" a raíz de su "intensa actividad de gobierno" por lo que sus médicos le recomendaron "absoluto reposo durante una semana" tras la "una grave descompensación".

"El gobernador Jorge Colazo está muy cansado y con un fuerte estrés producto de su actividad de gobierno".

Tras hacerse un chequeo médico, los facultativos le recomendaron tomarse al menos una semana de reposo.

Luego del descanso, el gobernador retornó a la isla para anunciar su firme respaldo al presidente Kirchner.


Comentarios


La UCR intervino el distrito de Tierra del Fuego