La venta anticipada de regalías terminó costando caro a los rionegrinos

En 1996 el gobierno de Verani vendió a 8.000.000 lo que costaba 14.000.000.Si se hubiese tratado de un crédito, el interés habría sido del 40% anual.



Puede interpretarse como la toma de un crédito con intereses altísimos y pagado con regalías cobradas en especie. Pero también fue la venta anticipada de energía percibida por la provincia en concepto de regalías durante dos años a cambio de un único pago por adelantado. Sea como fuere, se trató de un negocio en el que Río Negro recibió menos de 8.000.000 de pesos y entregó durante dos años electricidad por más de 14.000.000.

Si se hubiese tratado de un crédito, le provincia Río Negro habría terminado pagando una tasa de interés superior al 40% anual.

El negocio se pactó a principios de 1996, cuando Pablo Verani llevaba muy pocos meses de gestión. Consistía en la venta anticipada de regalías hidroeléctricas cobradas durante dos años en especie (es decir: en energía) a cambio de un pago único realizado por adelantado.

Se pactó que la provincia entregaría 567.000 Mwh a cambio de un pago adelantado de 8.000.000 de pesos.

En las normas del Poder Ejecutivo que aprobaron la operación no se menciona ni tasas de interés ni precios, mucho menos procesos de licitación ya sea para la toma de un crédito como para la enajenación de un bien público.

Entre 1996 y 1998, las regalías de las centrales Alicurá y Piedra del Aguila que correspondían a Río Negro fueron entregadas en forma de megavatios/hora, en el nodo Ezeiza, a una empresa llamada Energy Risk Management.

El costo del transporte de esa energía corrió por cuenta del Estado provincial, mediante la cesión de más Mwh.

Energy Risk Management existió como comercializadora del sistema argentino inscripta en Cammesa mientras duró el acuerdo con la provincia.

En el ámbito eléctrico nacional, se asume que esta firma pertenece a AES, el grupo estadounidense que años después terminó comprando la Hidroeléctrica Alicurá.

Lo llamativo es que el gobernador Pablo Verani cerró esta operación y le puso, en el mejor de los casos, un precio de venta de 14 pesos al Mwh entregado a Energy Risk, cuando Horacio Jouliá estaba a punto de convertirse en el presidente de la estatal Energía Río Negro Sociedad Anónima (ERSA) y de cerrar un acuerdo con Turbine Power para comprar electricidad al doble.

Mientras duró la operación de venta anticipada de regalías, la provincia vendía su energía a 14 pesos el Mwh a Energy Risk y la compraba a Turbine Power a un precio promedio de 28.

El acuerdo fue firmado el 2 de mayo de 1996 entre Verani y Eduardo Mendl, que aparece como apoderado de Energy Risk. En esa época, Mendl era vicepresidente de AES Américas.

La operación es muy similar a la que en 1997 quiso cerrar la provincia de Neuquén con sus regalías petrolíferas, bajo la administración de Felipe Sapag.

Aunque en ese caso las pautas estaban más claras y existía autorización legislativa, el Tribunal Superior de Justicia declaró inconstitucional la ley y ordenó la nulidad de las actuaciones (ver aparte).

Cómo fue la operación

A las provincias les corresponde el 12% de la producción de las hidroeléctricas ubicadas sobre los ríos de su jurisdicción. En el caso de Alicurá, Piedra del Aguila y El Chocón, las regalías se comparten en partes iguales con Neuquén.

Cada mes, las empresas concesionarias transforman ese porcentaje de producción de energía en dinero y lo envían a las provincias.

Pero existe la opción de cobrar las regalías en especie. A ella apeló Verani.

En realidad, la operación resultó más onerosa aun para Río Negro porque la provincia pagó los gastos de transporte de la energía desde las centrales hasta Ezeiza, en el Gran Buenos Aires. Lo hizo mediante la cesión de más regalías cobradas en Mwh y con un interés del 1,25% mensual.

No fue el único gasto extra para la provincia: los honorarios de una consultora, la escrituración de la cesión de las regalías y los impuestos.

Además, se fijó que cuando Energy Risk no pudiera colocar la energía en el sistema nacional por falta de capacidad de las líneas y tuviera que comercializarla en el subsistema Comahue, la provincia entregaría un 90% más de electricidad.

Se estima que por estas cargas, la provincia entregó 217.000 Mwh de energía extra y que se le descontaron 500.000 pesos de los 8.000.000 del pago adelantado.

Sobre la base de estos números, puede concluirse que la provincia terminó vendiendo la energía percibida como regalía a Energy Risk a 9,5 pesos el Mwh. Y esta empresa colocó esa producción en el mercado mayorista a un valor global aproximado a 19.500.000 pesos.

Hay un detalle extra. La provincia de Río Negro fijó domicilio fuera de su territorio en el contrato: la ciudad de Buenos Aires. Y aceptó someterse, en caso de controversia, a los tribunales federales.

Martín Belvis

rncipolletti@arnet.com.ar


Comentarios


La venta anticipada de regalías terminó costando caro a los rionegrinos