La venta de Urbano está por cumplirse

Existen algunas diferencias económicas entre el club y el grupo empresario



CIPOLLETTI (AC).- El final del 2000 podría ser la contracara de un año que para el club Cipolletti no se recordará como uno de los mejores. Es probable que Papá Noel haya dejado en las medias un cheque de 250.000 pesos. El problema es que todavía no se encuentra la llave que permita abrir la cerradura de la puerta que conduzca hacia el lugar.

Pasado en limpio, se trata nada más ni nada menos que de la posible venta de Matías Urbano, quien sólo en cuestión de horas podría pasar a ser jugador de un grupo empresario que por estos días está manejando el fútbol de Brown de Arrecifes.

Lo que falta para terminar de abrochar la operación no es un detalle menor, pero a juicio de quienes están manejando el tema, solucionable. ¿Cuál es el principal escollo? ni más ni menos que ponerse de acuerdo en el monto final de la operación.

Vayamos por parte. Existe acuerdo en cerrar esta parte de la posible venta definitiva del delantero en 250.000 pesos. Lo que no está todavía definido es el monto final de la operación. Mientras los dirigentes albinegros piden alrededor de un millón de pesos para darse un abrazo, los empresarios hablan de algo menos.

En el marco de estas condiciones también habrá que mencionar que existe una cláusula de opción de compra definitiva del jugador al 30 de junio. Es en ese punto donde no se llega a un acuerdo por la cifra final.

En otras palabras. Cipolletti pide los 250.000 pesos anticipados y luego, de optarse por la adquisición definitiva de Urbano, unos 700.000 más. Si se llega a un punto de coincidencia, en cuestión de horas el delantero será vendido. Esto no significa que el jugador deje de vestir la casaca albinegra, al menos hasta el final del torneo.

Pero también hay otros temas en Cipolletti que preocupan. Uno de ellos es el de la situación de otros jugadores, por caso Juan Sánchez. En este sentido el presidente del club, Horacio Freiberg, sostuvo que “le hemos enviado un telegrama a Sánchez donde le decimos que tiene el dinero a disposición”.

Freiberg confió en que “conversando creo que llegaremos a un acuerdo aunque el diálogo con este jugador ha sido distinto al de otros”. Sin embargo el presidente no descartó que otros elementos adopten medidas similares.

“En Cipolletti estamos dispuestos a contemplar todas las situaciones y no pensamos cerrarle las puertas a nadie. Obviamente que se tendrá en cuenta la predisposición de cada uno a la hora de tomar decisiones”, indicó el titular albinegro.


Comentarios


La venta de Urbano está por cumplirse