La venta ilegal de alcohol factura miles de pesos

Cada domicilio que expende gana4.000 pesos por fin de semana.



#

En lo que va del año se realizaron 15 allanamientos positivos, con decomiso de mercadería.

Matías Subat

NEUQUÉN (AN).- La venta ilegal de bebidas alcohólicas en domicilios particulares, frecuentemente a menores de edad, es un negocio que por fin de semana le deja de ganancia neta a cada vendedor alrededor de 4.000 pesos. Cada vez son más las “casas” que además prestan el servicio de delivery.

Estos comercios instalados en viviendas familiares, son difíciles de detectar y su publicidad se basa exclusivamente en el boca a boca y la complicidad de vecinos y consumidores. El municipio debe aplicar una estrategia digna de un film de espionaje para poder obtener las pruebas y los testigos que aval que en determinado domicilio se expende bebida alcohólica ilegalmente.

Por fin de semana, los inspectores municipales labran alrededor de 15 infracciones a diferentes viviendas. En lo que va del año, se realizaron 15 allanamientos positivos, con decomiso de mercadería.

“En todos los barrios existen dos, tres o al menos uno de estos casos. Sobre todo en los barrios que están más alejados del centro. Los operativos deben realizarse en muy poco tiempo para evitar que cuando nos vean llegar alguien le avise al propietario de la casa, esa es una de las tantas complicaciones que tenemos para control este tipo de venta ilegal”, explicó Fabricio Torrealday, secretario de Legal y Técnica del municipio.

Agregó que los inspectores municipales acompañados de personal policial, pasar varias horas esperando de “incógnito” para poder registrar con fotografías y videos, el momento en que una persona compra la bebida alcohólica. Recién allí, los inspectores pueden acercarse al domicilio y notificar al propietario de su infracción. Las estrategias de estos comerciantes fuera de la ley, son variadas. Cuentan en su mayoría con el apoyo de comerciantes, que son su licencia compran las bebidas alcohólicas en un mayorista y luego se la revenden. La cerveza, el vino, el fernet ya preparado y en menor proporción las bebidas blancas en petacas son los artículos de mayor demanda. Una cerveza, de la marca más barata que se pueden adquirir en un supermercado a un valor de entre 7 y 8 pesos, en los domicilios particulares las venden a precios que van de 15 a 20 pesos.

Muchos de estos comerciantes ilegales, ofrecen además el servicio de entrega a domicilio, lo que encarece el precio de las bebidas. Una botella de fernet de 350 mililitros y una botella de un litro de coca cola, más el costo del delivery, le cuesta la consumir alrededor de 75 pesos.

“Por fin de semana, cada uno de estos lugares que atiende desde la medianoche hasta las dos o tres de la madrugada, obtiene de ganancia neta entre 3.500 y 4.000 pesos”, aseguró Torrealday.


Comentarios


La venta ilegal de alcohol factura miles de pesos