La violencia sin fin





#

Cáceres fue víctima de una bomba de estruendo. Desmayado, fue retirado en camilla.

La violencia fue nuevamente protagonista en el fútbol argentino. Esta vez ocurrió en el encuentro que disputaban Almirante Brown y Estudiantes de Buenos Aires, por un ascenso a la B Nacional.

Todo comenzó a los 12 minutos de la primera etapa, cuando Adrián Romero desbordó por la derecha, tiró el centro y en el área chica cayó Sebastián Penco. El juez Diego Abal marcó penal y además expulsó al jugador de Estudiantes Luciano Mazzina por protestar.

Estaba todo en favor de Almirante. Pero desde la mismísima tribuna de la 'Fragata', partió una bomba de estruendo, que cayó muy cerca del arquero Walter Cáceres. 'Cubito' se desmayó y nunca más se recuperó. Abandonó el campo en camilla y Abal suspendió el encuentro.

"El médico de Estudiantes me dijo que Cáceres estaba inconsciente y no podía continuar jugando. Acato lo que me dice el facultativo y suspendo el partido por la imposibilidad de continuar jugando a un participante del espectáculo", dijo el árbitro.


Comentarios


La violencia sin fin