La vuelta del fútbol: el interior ¿también existe?

En algunas provincias, los gobiernos locales ya permiten la práctica deportiva. Sin embargo, los clubes de AFA del interior no pueden comenzar a entrenar con el argumento de que tendrían ventaja sobre los de Capital y Gran Buenos Aires.



La Constitución Nacional dice que Argentina es un país Federal, pero hay varios hechos históricos y realidades que demuestran lo contrario.
Que la política y el fútbol están íntimamente relacionados no es novedad. En medio de la pandemia esto se acentuó, ya que la necesaria intervención del estado es la que marca el ritmo. Las decisiones gubernamentales son las que permiten o no el regreso de las disciplinas en forma paulatina, entre ellas el deporte.

Así como la aplicación de la cuarentena se destaca por encima de la media sudamericana, ya que los países limítrofes han sido muy perjudicados por la covid-19, con el correr de los días la situación en nuestro país no es homogénea.

Hay ciudades y provincias que no han sufrido de la misma forma la pandemia y los gobiernos locales ya permiten la práctica deportiva. Sin embargo, los clubes de AFA que están en el interior no pueden comenzar a entrenar con el argumento de que tendrían ventaja sobre los de Capital y Gran Buenos Aires.

Nadie sabe cuándo volverá a rodar el fútbol de AFA, o al menos los entrenamientos.

El Consejo Médico de AFA mantuvo el miércoles su segunda y definitoria reunión con los clubes de todas las categorías. Quedó armado el protocolo sanitario que se aplicará para todas las divisiones de primera y el ascenso, así como fútbol femenino, fútbol playa y fútbol sala, aunque la vuelta a la actividad sigue dependiendo de la decisión de las autoridades de la salud.

Esto último fue ratificado por el Ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens, quien advirtió que el retorno a los entrenamientos dependerá de la evolución de la pandemia. De esta forma, contradijo al secretario ejecutivo de AFA, Nicolás Russo, quien dos días atrás había aventurado que las prácticas podrían empezar entre el 5 y 10 de agosto, salvo que ocurra una catástrofe y que la competencia se podía reanudar en septiembre.

“El problema (para la vuelta del fútbol de AFA) es que un porcentaje altísimo de los equipos están en AMBA y eso es lo que determinó que no empiecen los entrenamientos. Tengo un gran respeto por Nicolás pero seguramente interpreta que en esa fecha estaremos en una fase diferente en el AMBA y eso permitirá las prácticas. Ojalá así sea”, deseó el funcionario.

En otras partes del mundo, como Estados Unidos o Brasil, la postura es opuesta. Son los más perjudicados por la pandemia y tanto el fútbol como otras actividades volvieron al ruedo. En Norteamérica, tanto la MLS como la NBA finalizarán sus torneos en Orlando, mientras que el país vecino resolvió jugar a puertas cerradas y apenas con algunas medidas de higiene.
De todas formas no fueron decisiones prudentes, a la vista de las situaciones sanitarias. En Brasil llegaron a suspenderse partidos porque varios jugadores dieron positivo en el test de covid-19 y en Estados Unidos ocurrió algo similar.

Argentina se encuentra hoy en el otro extremo. Teniendo en cuenta la reactivación que se da en buena parte del país en cuanto a movimientos de personas en lugares públicos, pensar en un paulatino regreso a los entrenamientos en provincias del interior no parece descabellado.
Por eso lo que hace más ruido es el impedimento para la vuelta de las prácticas se base en que “la mayoría de los clubes son de AMBA”. Una institución deportiva no es solamente un equipo que compite en alto rendimiento, sino que tiene una función social.

El Área Metropolitana de Buenos Aires, que incluye Capital Federal y Conurbano bonaerense, alberga el 90% de casos diarios de coronavirus. Chaco, Neuquén Capital y Roca son los otros puntos del país en los que suspensión de prácticas deportivas se ampara en la cantidad de infectados.
¿No sería una iniciativa saludable que el fútbol vuelva de a poco en los distritos menos afectados, que son la gran mayoría? ¿Por qué tienen que esperar que AMBA baje la curva para volver a entrenar? Si el básquet, por ejemplo, ya se practica en forma individual en varias provincias ¿no es posible hacerlo con los equipos de fútbol?

Además de un deporte, la disciplina en las categorías de AFA representa una industria que mueve mucho dinero en el plano del entretenimiento. Muchas familias viven del deporte más popular ¿qué ocurrirá con ellas?

¿Qué pasa en la region?

En Río Negro, la zona de Valle Medio, Viedma y alrededores va flexibilizando actividades. Los clubes se mueven para volver a entrenar , protocolo mediante y con medidas de distanciamiento, como lo hacen otros deportes.

Viedma no tiene casos pero tampoco permiso para la vuelta de los entrenamientos.
Fotos: Pablo Leguizamón

La Liga Confluencia no volverá sin público porque es imposible sostener los clubes sin ingresos. La venta de entradas y el bufet son claves en las instituciones. Algunas ciudades podrían volver de a poco en grupos reducidos, pero el regreso a la competencia está lejos.
En Neuquén, Luis Sánchez, ministro de Deportes y presidente de Lifune, avisó que el fútbol volverá con las clases, por lo que todavía falta.
Además los clubes se comprometieron a no entrenar hasta que todos puedan hacerlo simultáneamente.

Qué dice Lammens

El Ministro de Turismo y Deportes fue muy concreto y ratificó su discurso: “Nosotros siempre tuvimos la misma postura y si uno revisa nuestras declaraciones desde el primer día hasta ahora, verá que no dijimos nunca algo diferente, incluso desde marzo dijimos que nosotros creíamos que podía ser en septiembre, con lo cual tan equivocados no estábamos”.

Lammens fue muy concreto desde marzo.

Pese a que la coyuntura no es la misma que en marzo, el funcionario sostiene los argumentos: “Como dijo el presidente (Alberto Fernández), nuestra principal responsabilidad es cuidar la salud de los argentinos y las argentinas. Es lo que estamos haciendo y creo que nos ha ido muy bien. Después, todo el resto de las cuestiones, incluso el fútbol y otros deportes, pasa a un segundo plano”.
Finalmente, el ministro descartó una ayuda económica a la AFA para financiar el costo de los testeos a los distintos actores del fútbol una vez terminado el aislamiento.
“No lo contemplamos, el fútbol argentino es profesional, genera muchísimos recursos y va a tener los que sean necesarios para hacer esos test, eventualmente”.


Comentarios


La vuelta del fútbol: el interior ¿también existe?