Ladrones dejaron su rastro hasta el escondite




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

CIPOLLETTI (AC).- Insólito, casi increíble. Robaron en un comercio, le fueron sacando los envoltorios a los elementos nuevos y arrojándolos tras sus pasos. La policía siguió los “rastros” y atrapó al descuidado dúo a las pocas cuadras, y ahora ambos están en un calabozo de la comisaría Cuarta de Cipolletti. “Este es un caso casi único. Es como si hubieran estado jugando e incluso pretendiendo que los atrapáramos”, dijo ayer un uniformado. Ocurrió en la mañana de ayer, pasadas las 7, hora en que se produce la desconcentración de la zona de boliches y pubs. Fue una madrugada movida porque hubo varios detenidos por disturbios y peleas. El caso es que dos mayores de edad rompieron supuestamente a “tacazos” la vidrieras de la marroquinería Reyes, ubicada en Yrigoyen al 800 -a cuatro cuadras de la plaza San Martín- y se alzaron con mochilas y otros productos que estaban en exposición. Pero no tuvieron mejor idea que ir desenvolviéndolos por el camino y arrojando los envoltorios de plástico a medida que se alejaban. Alertada la policía de la rotura de los vidrios, el personal llegó rápido al lugar y sólo tuvo que seguir los “rastros” para atraparlos. Una versión daba cuenta ayer de que podrían haber estado bajo una fuerte ingesta alcohólica y que por eso hicieron lo que hicieron. La captura se produjo en la avenida Alem y Sáenz Peña, a unas tres cuadras del local robado. Sobre los sujetos se confirmó que uno sería del barrio Anai Mapu y el otro de las 1.200 viviendas.


Comentarios


Ladrones dejaron su rastro hasta el escondite