Lamento del fiscal: “Un crimen más sin resolver”





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El rompecabezas se terminó de armar ayer y arrojó un final sorprendente. El Fiscal de Cámara Carlos López solicitó a la Cámara Criminal Primera la absolución por el beneficio de la duda para Domingo Alejandro Lepín y Juan Carlos Téllez, imputados por el homicidio de Mathías Mendoza. López argumentó su pedido a partir de dos testimonios que se escucharon ayer y que volcaron el desenlace del juicio. Resumió su desazón con el sistema penal al reconocer que “un crimen más quedará sin resolver”. Téllez (42) y Lepín (32) estaban imputados por el hecho que ocurrió en la madrugada del 1 de enero de 2011 en el barrio Mutisias de esta ciudad. Según la acusación original, ambos transitaban en un Ford Taunus y en la intersección de Sáenz Peña y 2 de Agosto Lepín descendió y realizó varios disparos contra un grupo de jóvenes que celebraban la llegada del Año Nuevo. Uno de los proyectiles mató a Mendoza, de 17 años. Ambos habían sido detenidos días después del hecho y ayer recuperaron la libertad. Tras la audiencia, López explicó que el testimonio de Juan Eduardo Vera fue clave. Había declarado en 2011 en Cámara Gesell porque tenía 17 años. En aquella ocasión responsabilizó a Lepín como el autor del disparo pero ayer, Vera, ya de 19 años, aseguró ante los jueces Alejandro Ramos Mejía, Marcelo Barrutia y Miguel Gaimaro Pozzi que había mentido porque el hermano mayor de la víctima, Daniel Mendoza, le había dicho que acusara a Lepín. López aseguró que esa declaración coincidía con lo que Vera había declarado en sede policial la jornada del crimen, cuando afirmó que no había visto al autor del homicidio. Explicó también que la revelación de Vera contradecía los dichos de un hermano menor de la víctima, quien días atrás, en Cámara Gesell, también señaló a Lepín. Pero el fiscal destacó que ayer, además, declaró Gerardo Andrade, quien afirmó que cuando dispararon contra Mendoza, él, Vera y el hermano menor de la víctima no estaban en el lugar sino en la vivienda de una vecina. Los defensores Rodolfo Rodrigo y Natalia Araya adhirieron al pedido de absolución.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Lamento del fiscal: “Un crimen más sin resolver”