Lan Chile entre las interesadas



La principal aerolínea chilena, Lan Chile sería la compradora natural de las operaciones de Aerolíneas Argentinas si el consorcio estatal español que la controla, SEPI, decide enajenar algunos activos estratégicos, coincidieron ayer varios analistas.

“Me parece un paso totalmente lógico dentro de la estrategia de Lan Chile y un paso importante para la empresa en términos de crecimiento. El mercado argentino, después del brasileño, es el más grande y sería muy bueno”, dijo a la agencia británica Reuters Bárbara Angerstein, analista de Celfín Corredores de Bolsa.

Aerolíneas Argentinas, que tiene una deuda estimada en 900 millones de dólares y pérdidas de entre 20 y 30 millones mensuales y va camino a la venta de sus activos más valorados: los derechos de operar rutas domésticas, a Estados Unidos y a Oceanía.

Lan Chile ha emprendido una agresiva estrategia de penetración en Latinoamérica a través de asociaciones en Perú y estudia pasos similares en Ecuador y República Dominicana.

Desde Santiago, la empresa realiza vuelos locales, además de viajes a Europa y Estados Unidos, con una equilibrada operación entre transporte de pasajeros y carga.

“Para Lan Chile una oportunidad de poder comprar activos estratégicos a un precio razonable sería muy atractiva porque calza perfectamente dentro de su estrategia”, dijo Heinrich Lessau, jefe de estudios de Santander Investment Chile.

Algunas turbulencias

El despegue de Lan Chile a Argentina no tiene el cielo totalmente despejado.

“La venta de Aerolíneas pasa por una situación política. Hay que ver el momento oportuno ( para comprar)”, dijo Gerardo Rivera, analista de Banedwards Corredores de Bolsa.

“En este momento Argentina aporta más riesgos que beneficios, pero lo que vale es lo que dice la empresa (Lan Chile), si analizan los riesgos y deciden ir, van a ir igual”, agregó.

Otro de los factores que Lan Chile debería considerar para invertir en Argentina sería el precio de los activos de Aerolíneas y la delicada situación financiera del país, aunque los analistas coincidieron en que la firma chilena ha tomado muchas veces riesgos acertados.

“Definitivamente me cuadra (el ingreso de Lan Chile). El único reparo es qué tan factible sería esa venta de activos y si se busca o no una solución de fondo al tema de Aerolíneas Argentinas”, dijo Lessau.

Aerolíneas fue privatizada en la década de los 90 y entregada a la entonces estatal Iberia sin deudas, con una flota de 29 aviones y rutas que cubrían conexiones a Europa, América y Oceanía.

Después de la privatización Aerolíneas cedió a Iberia sus rutas a Europa y, tras algunos cambios de propiedad, quedó a fines de los 90 en manos de la SEPI.

Por esa misma época, Iberia que había entrado al mercado chileno a través de la aerolínea local Ladeco, abandonó su aventura. Ladeco fue finalmente absorbida por Lan, que se impuso definitivamente como el principal operador en Chile e inició su expansión regional.

Para penetrar con fuerza en Argentina, Lan Chile necesitaría las llamadas “quintas libertades”, un compromiso entre gobiernos que permite el vuelo de una compañía extranjera hacia una tercera nación. Ese tema se ha resuelto en otros países con la creación de una filial con capitales mayoritariamente locales. “En términos de rutas, Argentina es muy atractivo para Lan. Obviamente esto se traduce en una pregunta de precios, pero Lan Chile nunca ha negado su interés en ese mercado”, dijo Angerstein.


Comentarios


Lan Chile entre las interesadas