Lanús, un puntero de principio a fin

Con un gol a los 28 segundos y otro a los 49 ST, ganó y alcanzó a Vélez.



#

Lanús consiguió el objetivo con el cual llegó a Córdoba: ganarle a Belgrano, lo hizo por 2-0 y alcanzó Vélez en la cima del torneo Inicial, cuando restan apenas tres fechas para su conclusión.

La victoria Granate se sustentó en el trabajo que realizaron en la primera etapa Guido Pizarro, autor del gol que abrió el partido a los 25 segundos, y el uruguayo Mario Regueiro, más las atajadas de Agustín Marchesín en el segundo período, en el momento más complicado que le tocó vivir al equipo de los Barros Schelotto.

En favor de Lanús también jugó su inteligencia para moverse de acuerdo con los vaivenes del partido. En los últimos 45 minutos se replegó demasiado, pero lo hizo con orden, y a la hora de atacar, mejor dicho contraatacar, fue letal. Tuvo dos ocasiones y aprovechó una.

En sí, el 2-0 resultó exagerado, es más, en los primeros 30 minutos del segundo tiempo Belgrano dispuso de varias chances para empatar, pero sus jugadores no tuvieron puntería en algunas oportunidades y en otras apareció Marchesín.

A priori el partido pintaba para ser muy cerrado, pero todo se vino abajo para los Celestes a los 25 segundos del primer tiempo. Silvio Romero arrancó en tres cuartos de cancha, abrió por la izquierda para Regueiro y el oriental envió un centro al segundo palo por donde apareció Pizarro para pegarle de derecha y enviar la pelota al fondo de la red.

Antes del minuto a Lanús se le abría el partido y a Belgrano se le complicaba inesperadamente rápido.Y esto se vio inmediatamente: Lanús le cedió el balón y una parte del terreno, y los jugadores de Belgrano no supieron sacarle provecho a esa situación ya que carecieron de un jugador capaz de aportar claridad o colocar un pase que descolocara a la segura defensa de Lanús.

Belgrano apenas tuvo dos aproximaciones de cierto riesgo, un cabezazo de Jorge Velázquez que Marchesín envió por sobre el travesaño, y un remate de César Pereyra que desvió el arquero.

El panorama en el segundo episodio fue totalmente distinto. Belgrano se metió en campo de Lanús y no le dio respiro. Belgrano atacó y atacó, pero el esfuerzo físico comenzó a pasarle factura a sus jugadores, lo cual fue bien aprovechado por Lanús que tuvo un poco más de libertad para salir en contraataque.

Cuando el partido se terminaba y ya se jugaba el tercer minuto de tiempo recuperado, Diego González (había ingresado por Silvio Romero tres minutos antes) puso el 2-0, con una precisa definición.

Exagerado, sí, pero legítimo el triunfo de Lanús, el séptimo consecutivo, que lo convirtió en nuevo líder junto con Vélez. El final todavía tiene que escribirse.

DyN

Lanús celebra el gol conseguido antes del minuto de juego: el Granate consiguió su séptimo triunfo seguido en una cancha donde el dueño de casa, Belgrano, no había perdido aún.


Comentarios


Lanús, un puntero de principio a fin