Lanús y los ‘albañiles’





por JUAN MOCCIARO jmocciaro@rionegro.com.ar

Ya se sabe, el nuevo (viejo) campeón del fútbol argentino será Boca, pero no olvidemos a Lanús. El fútbol siempre le guarda un lugar alto a las revelaciones inesperadas. Este torneo no hay dudas que ese lugar lo ocupará el equipo ‘granate’, la revelación inesperada de este Clausura. Los dirigidos por Ramón Cabrero juegan realmente bien. Despliegan un fútbol generoso, abierto y sin especulaciones. El objetivo es siempre el gol y en cada ataque lo busca con determinación. La consagración ajena, el inminente desguace del equipo y la velocidad de los tiempos harán olvidar pronto a este gran equipo. Hecho en casa -promedia ocho titulares surgidos de sus divisiones inferiores-, este gran equipo es dirigido por entrenadores de la casa -Cabrero jugó en Lanús a fines de los ‘60 y comienzo de los ‘70 y su ayudante, el muy joven Luis Zubeldía (25 años), que debió retirarse prematuramente por una lesión- era una de las grandes promesas ‘granates’. Llegaron hace poco más de cinco meses para apagar el incendio que fue la ida de Néstor Gorosito y hoy los encuentra escoltas del líder Boca y el único con chances de arrebatarle el título, en posición de clasificación a la Copa Sudamericana y de repechaje a la Libertadores. El éxito ‘granate’ no es casualidad. Cabrero conoce a sus jugadores desde las inferiores ¡incluyendo a su propio ayudante de campo! Gioda, Archubi, Pelletieri, Leto, Biglieri, Lago, Fabbiani... Herederos de Bernardo Acosta y Manuel Silva, “Los albañiles”, líderes futbolísticos de un Lanús que hizo historia a fines de los ‘60. El tiempo es veloz, las formaciones se desgranan pronto, pero no olvidemos a este Lanús.


Comentarios


Lanús y los ‘albañiles’