Largó la carrera por la Procuración

Abogados, fiscales y jueces de Bariloche buscan estar en la terna, tras el anticipo del gobernador de que el titular del Ministerio Público será de esta ciudad.



#

La Magistratura debe reemplazar la vacante que dejó Liliana Piccinini. Archivo

MAGISTRATURA

“Es casi seguro que el Procurador sea de Bariloche”, sostuvo el jueves el gobernador Alberto Weretilneck. Esa declaración marcó el inicio de la carrera para llegar a la cúpula del Ministerio Público de la provincia, que dejó vacante Liliana Piccinini, quien asumió como jueza del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro. Antes de la visita del gobernador ya circulaban nombres de posibles aspirantes, que se confirmaron tras el anuncio. Se trata de los abogados Raúl Ochoa y Jorge Olguín, cuyas candidaturas tienen el aval de la conducción del Colegio de Abogados de Bariloche. También tienen aspiraciones el fiscal de Cámara Carlos López y los jueces de la Cámara Criminal Segunda Silvia Baquero Lazcano y Héctor Leguizamón Pondal.

Ochoa, Olguín y Baquero Lazcano concursaron en julio pasado para llegar al STJ. Leguizamón Pondal, en cambio, fue candidato en 2005 a la Procuración General y perdió con Piccinini.

Las postulaciones tienen que reunir el 25 por ciento de adhesiones de los integrantes del Consejo de la Magistratura grande, que tiene 24 integrantes y el gobernador, quien ejerce la presidencia. Reunir los avales necesarios es el primer desafío que deben enfrentar los aspirantes al cargo.

El Colegio de Abogados local tiene tres representantes en el Consejo de la Magistratura grande. El desafío será conseguir el apoyo de los Colegios de Abogados de Roca, Viedma y Cipolletti.

El vicepresidente del Colegio de Abogados de esta ciudad, Horacio Brucellaria, consideró que conseguirán los avales los candidatos que se impulsen desde Bariloche. Además, afirmó que “hasta ahora somos los únicos que hemos dicho que vamos a llevar candidatos a la Procuración”. “Y vamos a exigir el cargo -afirmó-. No sólo por la representación geográfica sino por una cuestión de equilibrio”.

Explicó que hoy en el STJ hay dos representantes de la zona Atlántica, dos del Valle y uno de la zona Andina.

Los votos de los consejeros del Colegio de Abogados de Bariloche fueron clave para que no se cayera la candidatura de Piccinini al STJ, que era impulsada por Weretilneck y el senador Miguel Pichetto. Fuentes que conocieron de cerca las negociaciones, señalaron que el gobernador comprometió el cargo de procurador para Bariloche.

Ayer, Brucellaria confirmó que Ochoa, Olguín y López expresaron sus intenciones de postular al cargo. Fuentes judiciales señalaron ayer que la jueza y Leguizamón Pondal también están interesados.

Indicó que cuando salga la convocatoria del gobernador, quien anunció que el 15 de este mes realizará el llamado para cubrir la vacante que dejó Piccinini. “vamos a llamar a quienes tienen intenciones”. Consideró que “es un cargo que va a requerir del consenso de varios sectores”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Largó la carrera por la Procuración