Las AFJP correrían con ventaja



El gobierno inició ayer con expectativa favorable la ronda de "conversaciones" con representantes de las AFJP, y también recibió a otras dos entidades que defienden los intereses de tenedores locales de bonos de la deuda en default.

La primera reunión empezó mejor de lo esperado y fue con las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones, que en forma preliminar estarían dispuestas a aceptar un bono a largo plazo a cambio de perder lo menos posible en la reestructuración.

El hecho de manejar un ne

gocio a largo plazo se podría convertir en una ventaja para las AFJP, según el cálculo que hacen en el sector luego de la reunión mantenida con el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen.

Al encuentro asistieron el presidente de la UAFJP, Carlos Peguet (Consolidar), y los integrantes de la Mesa Directiva de esa entidad: Jorge Saumell (Arauca-Bit), Andrés Hammar (Máxima), Fernando de Ilana (Orígenes).

Del otro lado de la mesa, Nielsen los recibió con una frase que les generó expectativas: "Se inician las conversaciones, que no serán fáciles, pero creo que ustedes tienen una oportunidad dado los plazos que pueden aceptar", les dijo, palabras más, palabras menos, el funcionario.

Si bien no se avanzó en un borrador de la propuesta, la idea que sobrevoló la mesa de negociaciones es que las AFJP podrían aceptar bonos a larguísimo plazo -en sus carteras hay hasta BODEN 2031- a cambio de que la quita se reduzca a niveles mínimos.

Las AFJP quieren que se respete el valor nominal de sus bonos, que se mantengan las garantías y también la moneda de origen, en su mayoría dólares. En las carteras de las AFJP hay casi 13.000 millones de dólares en préstamos garantizados y unos 3.000 millones en otros bonos, como Letras del Tesoro y BODEN, entre otros.

En la negociación juegan un rol clave los préstamos garantizados que en su momento les dio a las AFJP el ex ministro Domingo Cavallo para echar mano de esos fondos líquidos. Tras la devaluación, el Estado ofreció a las AFJP que esos préstamos garantizados -ya en default- fueran canjeados por pesos.

Las AFJP rechazaron la propuesta e iniciaron acciones judiciales, por lo que ahora se deben resolver qué hacer con esos fondos que les pertenecen a millones de afiliados.

Mientras se encaminan las negociaciones con las AFJP, distinto parece ser el panorama de los tenedores particulares de bonos. En otras reuniones, Nielsen se encontró con la Asociación de Ahorristas de la Argentina y la Asociación de Damnificados por la Pesificación y el Default. Allí el panorama aparece más complicado, ya que los ahorristas estarían muy poco dispuestos a aceptar bonos a largo plazo, y mucho menos podas que lleguen al 75% propuesta por la administración Kirchner.


Comentarios


Las AFJP correrían con ventaja