Las brigadas de elite del Talibán son el blanco

Vía libre para "bombardeos de oportunidad" y comandos

El próximo objetivo de Estados Unidos en Afganistán será destruir la 55 brigada de la milicia talibán, una fuerza de asalto integrada por varios miles de árabes y otros extranjeros, según informa ayer el diario estadounidense The Washington Post.

El periódico, que cita fuentes militares bajo la condición de anonimato, señala que la destrucción de esa brigada figura entre los objetivos que el Pentágono quiere lograr en Afganistán durante el próximo mes.

El Pentágono planea "ampliar las acciones durante la próxima fase de la guerra en Afganistán, incluyendo ataques encubiertos, seguir bombardeando y otras operaciones de mayor alcance con helicópteros, que indiquen a los terroristas que los militares de Estados Unidos están sobre el terreno persiguiendo a los terroristas", agrega el diario.

Además, expertos consultados señalaron que la destrucción de la 55 brigada "es crucial para socavar el poder talibán en Afganistán y acabar con la red terrorista Al Qaeda, ya que esa brigada representa a la organización de Ben Laden en Afganistán".

Una acción de ese tipo significará la entrada en acción de los comandos de las fuerzas especiales de EEUU y trasladará las operaciones del aire a la tierra.

En este sentido, se cree, aunque no hay confirmación oficial, que algunos comandos británicos y estadounidenses han entrado en Afganistán, a la vez que EEUU está concentrando efectivos y material bélico en Uzbekistán, la vecina república ex soviética al norte.

Las fuerzas aéreas estadounidenses lanzaron bombas y misiles contra el aeropuerto de Kabul, una escuela militar del régimen talibán y una guarnición de artillería, también en la capital afgana.

EEUU entró ayer en su segunda semana de campaña militar contra Afganistán, que incluye ahora entre sus objetivos los "de oportunidad", es decir, los avistados casualmente por los pilotos.

Además, el Pentágono, que ya ha advertido de que esta campaña militar no tiene una duración predeterminada, planea ampliar las acciones de castigo en la próxima fase de la operación "Libertad Duradera". En la nueva etapa, los estrategas estadounidenses quieren incluir ataques encubiertos y otras operaciones de mayor alcance con helicópteros, además de seguir bombardeando. El objetivo es actuar de manera que "los terroristas que se refugian en Afganistán bajo la dirección de Ben Laden y con la protección del régimen talibán tengan claro que EEUU las está persiguiendo en su mismo terreno" dijo la fuente. (EFE)

La Liga del Norte dice estar lista

El régimen talibán está reforzando las defensas en torno a Mazar-i-Sharif previendo una posible ofensiva por tierra, mientras la opositora Alianza del Norte asegura que tomará Kabul cuando finalicen las incursiones aéreas anglo-estadounidenses.

Fuentes de la Alianza del Norte en Dushanbe, Tajikistán, citadas por los medios rusos, señalaron el retiro de las unidades talibán de la provincia de Balkh y de otras zonas fronterizas, hacia Mazar-i-Sharif, principal centro estratégico en Afganistán septentrional. El general Abdul Rashid Dostum, comandante de la Alianza del Norte, está desde hace varios días atacando las posiciones fundamentalistas en la provincia de Balh, al norte de Mazar-i-Sharif.


Comentarios


Las brigadas de elite del Talibán son el blanco