Las calles de Chos Malal no dan más

Tanto en las vías asfaltadas como en las calles de tierra se multiplican los pozos y las zanjas. El deterioro, que la municipalidad no puede cubrir porque no le alcanzan las máquinas viales, se agrava con las constantes precipitaciones. El acceso a la ciudad es uno de los puntos críticos para automovilistas y peatones.

CHOS MALAL (ACHM).- El acceso a esta ciudad por Avenida Don Bosco posee importantes baches pese a estar pavimentada, lo que pone en riesgo no sólo a los automovilistas sino también a los vecinos que viven en el lugar.

No menos importantes son los pozos y zanjas en las calles de tierra de esta ciudad, que originan un constante malestar de parte de quienes la transitan a diario por esas vías.

Lo cierto es que el 80 por ciento de la calles de tierra se encuentran en mal estado.

Ante esto, las máquinas municipales no alcanzan para realizar los trabajos en la totalidad de Chos Malal.

Las calles se han transformado en un verdadero trastorno para los automovilistas particulares y también para los taxis y el transporte urbano.

El problema de las vías de tierra se extiende también a las calles pavimentadas, tal es el caso de la Avenida Don Bosco, en proximidades del barrio Centenario.

Este es el acceso a la ciudad, pero pareciera no serlo. Allí existen pozos de grandes dimensiones en ambas manos de la cinta asfáltica.

Esta situación motivó quejas por parte de los vecinos, quienes solicitan su urgente reparación por el peligro que reviste para los automovilistas, especialmente aquellos que ocasionalmente llegan a la localidad.

Cabe acotar que los vecinos del barrio Centenario viven a escasos metros del acceso y en el lugar también se encuentra la Escuela Primaria 15, por lo que es habitual ver niños y jóvenes desplazarse constantemente por la avenida, y con peligro de ser atropellados.

Si de calles pavimentadas se trata, otro de los lugares que reviste peligrosidad para los automovilistas es la calle Olascoaga, entre Corrientes y Namuncurá, donde existe un pozo de dimensiones considerables.

Recientemente el lugar fue rellenado con tierra, pero las últimas lluvias lo dejaron nuevamente al descubierto.

Los pozos en el pavimento también son una constante en las calles Namuncurá, Justo y San Martín.

El descontento de los vecinos de los barrios Cordillera del Viento y Parque La Hoya, se repite también en Las Flores, Don Bosco, Tiro Federal, Uriburu y Centenario y Mudón.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora