Las carreras de Sommariva, Badano y Fernández hacia el Tribunal

Los tres son especialistas en derecho penal. Dos firmaron un fallo favorable al gobernador



NEUQUEN (AN)- Los tres nuevos vocales del Tribunal Superior de Justicia provienen del fuero penal, pero sus trayectorias fueron distintas.

•Jorge Oscar Sommariva tiene 68 años y es el más antiguo de los tres: ingresó al Poder Judicial neuquino en 1964. Fue secretario, defensor, fiscal y actualmente es juez de la Cámara Penal Primera.

En ese carácter, fue uno de los que sobreseyó a Jorge Sobisch en la causa de la cámara oculta. Luego de analizar las conversaciones que mantuvieron el gobernador y el diputado Jorge Taylor, grabadas en video, afirmó: “ese es el mundo de la política, mundo de acuerdos y disensos, mund con sus propias reglas y su propio lenguaje, mundo imprescindible en toda sociedad organizada”.

De acuerdo con su currículum, el último seminario de capacitación lo realizó en 1985 en Zapala; fue relator expositor sobre “Derecho federal y ética judicial”.

Luego se dedicó a escribir numerosos artículos, la mayoría de los cuales fueron publicados en “Río Negro”. Entre otros, “Derechos electorales de la mujer”, “Antagonismos entre poderes”, “Juicio político a la Corte Suprema”, “La división de poderes”

y “Cronicón de pillajes y bribones: El Palomar”.

Puede ser elegido presidente del TSJ si llegara a renunciar el actual, Arturo González Taboada.

Está divorciado y vive en la casa de su mujer Emilce Muñoz, funcionaria de la justicia federal.

•Roberto Omar Fernández nació en Chubut hace 57 años. Ocupó varios cargos en el gobierno: fue primer subsecretario de Trabajo de la provincia (1986/87); asesor general de la gobernación (1987/89) y fiscal de Estado (1989/90). Hasta ahora se desempeña como juez de la Cámara Primera (la misma que Sommariva), cargo al que accedió en 1990. También firmó el fallo que sobreseyó al gobernador. Con énfasis, en un párrafo afirmó: “La inocencia del señor Sobisch no necesita ser presumida, pues de ella quedó clara constancia y se tiene plena certeza. Luego, no hay ningún motivo serio para que se lo continúe vinculando a la causa como imputado, con lo que ello implica para su persona y para su investidura. Procede, en consecuencia, que esta Cámara haga cesar, lo mas rápidamente posible, este injustificado y gratuito escarnio”.

Cuando le tocó integrar la cámara que juzgó el caso Ruca Malén, en el que estaba imputado Osvaldo Ferreyra, se excusó. En ningún lugar quedó registrado el motivo, pero ante una consulta Fernández aseguró que no fue por amistad con Ferreyra. También está divorciado, y vive en el edificio de Carlos H. Rodríguez 350.

•Eduardo José Badano es el más joven de los tres, tiene 47 años, y el que más rápida carrera hizo dentro de la justicia. En 1988 ingresó como defensor oficial, un año después ascendió a juez, a fines de 2002 llegó a camarista y ahora es vocal del TSJ.

También fue presidente de la Asociación de Magistrados. Una de sus frases de cabecera fue: “la ausencia de un Poder Judicial independiente es una tragedia para la sociedad”. Renunció a ese cargo en junio del año pasado, jaqueado por las críticas hacia la escasa transparencia en el sistema de elección de magistrados. Lo acusaron de haber convertido a la Asociación en “un apéndice del TSJ”.

Como juez de Cámara intervino en dos fallos polémicos. Primero, el caso de la mujer golpeada Ivana Rosales a quien su marido casi asesina. Fue uno de los que encontró “circunstancias extraordinarias de atenuación” para morigerar la pena contra el autor. Segundo, el asesinato de la docente Susana Ruminot. Con su voto acompañó las críticas hacia la investigación policial y firmó la absolución de los dos presuntos autores. Está casado y vive en el barrio cerrado Rincón Club de Campo.

•Arturo González Taboada y Marcelo Otharán son los dos vocales titulares que quedan. Cada vez son más fuertes los rumores que indican que este año renunciarán.

Nota asociada:

En una hora, el MPN y sus socios legislativos designaron a los jueces

Nota asociada:

En una hora, el MPN y sus socios legislativos designaron a los jueces


Comentarios


Las carreras de Sommariva, Badano y Fernández hacia el Tribunal