Las casas de apuestas de Londres no tenían en sus planes la final entre el suizo y el australiano. 5-7-03



Las famosas casas de apuestas de Londres no salen de su asombro. El australiano Mark Philippoussis y el suizo Roger Federer tiraron al piso todos los pronósticos que hablaban de los finalistas del abierto de Wimbledon.

Philippoussis derrotó de forma contundente al francés Sebastien Grosjean por 7-6, 6-3 y 6-3 para alcanzar la primera final en el Gran Slam londinense de su carrera.

Mientras, Federer se convirtió en el primer suizo en llegar a la máxima instancia, tras eliminar al favorito estadounidense Andy Roddick, quinto cabeza de serie, a quien venció por 7-6 (8-6), 6-3 y 6-3.

El australiano, de 26 años, quien pasó los últimos dos años visitando médicos por sus problemas de rodilla, combinó un potente servicio con golpes ganadores desde la línea de fondo para alcanzar su segunda final de Grand Slam en su carrera.

El inspirado Grosjean jugaba su primera semifinal en Wimbledon, pero, verdugo del británico Tim Henman en cuartos, no pudo superar el poder de Philippoussis, experto en dobles El australiano, finalista del Abierto de Estados Unidos de 1998, sumó un total de 164 "aces" en este torneo, 11 de los cuales los consiguió durante la 'semi'.

El australiano está tratando de batir el récord del croata Goran Ivanisevic, quien colocó 212 "aces" en Wimbledon 2001.

Enfrente tendrá mañana a Federer, de 21 años, que mostró que su excelente temporada no es producto de la casualidad y eliminó a Roddick, de 20 años, con un juego relajado y preciso.

"Es increíble. Ahora es que vengo a entender lo que pasó. Jugué un partido increíble", dijo Federer tras su triunfo.

"Este es mi torneo favorito. Es un sueño", destacó.

Roddick logró tener un punto de set en el tie break del primer parcial, pero falló y de ahí en más el jugador helvético lo contuvo y le impuso su juego.

Jugando mejor que hace dos años, cuando rompió la racha ganadora del también estadounidense Pete Sampras en el abierto de Wimbledon, el elegante suizo se erigió en el dueño de la cancha. (AR/Reuters)


Comentarios


Las casas de apuestas de Londres no tenían en sus planes la final entre el suizo y el australiano. 5-7-03