Las cenizas afectarían el mantenimiento de las piletas

La falta de experiencia suma incertidumbre.



1
#

Con la suspensión de cenizas volcánica en la región, los expertos en piletas toman precauciones para su limpieza.

2
#

CIPOLLETTI (AC).- Los técnicos de las empresas especializadas en mantenimiento de piletas no se ponen de acuerdo sobre si las cenizas del volcán Puyehue afectarán el funcionamiento de los sistemas de filtrado del agua. La falta de experiencia sobre el fenómeno suma incertidumbre y sólo permite algunas especulaciones que se confirmarán a medida que transcurran las semanas y se pueda evaluar la respuesta de los filtros al material volcánico.

En lo que sí coinciden es en la necesidad de una limpieza más asidua para evitar que colapsen y no cumplan con la función de retener las impurezas del agua.

Los pocos ejemplos que existen hasta el momento están relacionados con sistemas de captación, bombeo y filtrado de agua a gran escala como las plantas potabilizadoras que, en principio, no tuvieron inconvenientes. También es cierto que aún es muy pronto para saber si el material volcánico que es abrasivo afectará los componentes, por ejemplo, de las bombas.

Los filtros para piscinas consisten en el paso del agua a través de un material poroso (arena) que retiene las partículas en suspensión. Las dimensiones de los poros determinan la calidad de la filtración. “La ceniza, más que tierra, es un cristal como un grano de arena. Pienso que no le hace absolutamente nada sino que puede llegar a mejorar la porosidad del manto filtrante haciéndolo más fino”, razonó el ingeniero Aldo Morales, dueño de Hidrotermia, una empresa dedicada a la construcción y mantenimiento de piscinas.

Consideró que las bombas podrían estar más expuestas a la acción de las cenizas que, al estar compuestas en un 70% de sílice, son corrosivas. Sin embargo dedujo que un mantenimiento más constante evitaría este problema.

Para Ricardo Dietrich de Igui Neuquén, en los filtros de arena la ceniza “podría genera una película, saturar la porosidad e inhibir el funcionamiento”, situación que sólo sería detectada “cuando el agua comience a perder su calidad de transparencia”, explicó.

La respuesta de estos sistemas a la presencia constante de cenizas volcánicas todavía no se conoce. Los pocos ejemplos posibles se podrían rastrear en las plantas potabilizadoras de agua para consumo humano. Fabricio Sánchez, responsable de Aguas Rionegrinas Cipolletti, aseguró que “ni siquiera en los momentos de mayor presencia” de material volcánico, a los pocos días de la erupción en junio, tuvieron problemas a pesar de que los sistemas de captación y filtrado están a cielo abierto. Es cierto, aclaró, que trabajan con grandes volúmenes de agua que circula a presión. Las bombas y los filtros que se utilizan en las piscinas son más chicos, aunque se esté hablando de piletas de grandes dimensiones. Otra de las características de las cenizas es su peso. No sólo son livianas sino que tardan también más tiempo que otros materiales en saturarse de agua y precipitar.

Para Morales este problema se solucionaría con los productos “aglutinantes y precipitadores” para piletas porque, aclaró, los procesos para mantener la calidad del agua no son sólo físicos sino también biológicos. Se utilizan, entre otros productos, cloro y alguicidas para evitar la presencia de agentes patógenos.

Archivo


Comentarios


Las cenizas afectarían el mantenimiento de las piletas