Las chicas quieren seguir con la racha de la Davis

Mariana Díaz Oliva y Amelie Mauresmo abrirán el match entre Argentina y Francia.



BUENOS AIRES (DyN).- Las chicas también quieren divertirse. Como los chicos en la Davis. Ellas también quieren ser protagonistas de este buen momento del tenis argentino y para ello, Paola Suárez, María Emilia Salerni, Mariana Díaz Oliva y Clarisa Fernández tendrán un durísimo compromiso, por la primera ronda del Grupo Mundial de la Fed Cup, ante el fuerte equipo francés que encabeza Amelie Mauresmo, una de las diez mejores del mundo. El match se jugará en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

Si bien la serie que se desarrollará desde hoy a las 10 promete un buen tenis a nivel femenino, la venta previa fue muy pobre. Esto, sumado a los problemas económicos que vive la Argentina, hace prever que las chicas capitaneadas por Ricardo Rivera no tendrán el apoyo esperado.

El sorteo no fue el mejor, si bien los cinco puntos deben jugarse en algún momento. Pero la lógica y la actualidad de una y otra indica que Mauresmo (número 10 en el ranking mundial) debe ganarle, y fácil, a Díaz Oliva (85), por lo que Suárez (42), que tiene un encuentro cerrado con Sandrine Testud (11), quien no pasa por su mejor momento, entrará en desventaja, cuando hubiera sido mucho mejor que la “Negra” abriera la serie.

El pronóstico es reservado. Las europeas tienen mejor ranking aunque su actualidad no es la mejor. De hecho, las chicas argentinas vienen en ascenso. Tras un flojo comienzo, la pergaminense Suárez se hizo fuerte y está nuevamente a un tris de colocarse entre las “top 40”, merced a sus recientes cuartos de final en Amelia Island y Charleston.

Es una incógnita el nivel tenístico de Díaz Oliva, quien le ganó, inesperadamente, la pulseada a la “Pitu” Salerni por el segundo single. Llega a la serie contra Mauresmo y Testud, dos pesos pesado, con un par de semanas de “parate” obligado por la lesión en la espalda.

Por su parte, Fernández, de la cantera cordobesa, viene pisando fuerte. Desde sus actuaciones, desde su tenis y desde su físico. Ya está metida en el circuito grande y sabe a lo que juega.

Si bien Rivera lo negó torciendo la boca, el capitán se jugó a los singles a la hora de las convocatorias y toma riesgos si la serie se define en el último punto, el del dobles, al dejar fuera a una incondicional como Laura Montalvo. ¿Qué pasa si se lesiona alguna de las doblistas? Sin dudas se debilitará el punto, pero Rivera -con un 83 % de efectividad en la Fed Cup- ha demostrado en estos años al frente del equipo que supo y debió tomar riesgos y los resultados están a la vista.

“Confiamos en nuestro juego”

Las singlistas del equipo argentino de la Copa Federación, Paola Suárez y Mariana Díaz Oliva, comentaron que esperan la serie ante Francia con optimismo a pesar del poderío del equipo francés.

“Sabemos que va a ser una serie muy difícil porque Amelie Mauresmo y Sandrine Testud son dos grandes jugadoras, pero nosotras confiamos en nuestro juego”, comentó Suárez, número uno de la Argentina.

Por su parte, Díaz Oliva dijo que “todas estamos con muchas ganas de jugar y esperamos que eso sea positivo para el juego”.

Sobre su partido ante Amelie Mauresmo, Díaz Oliva dijo que su rival “es una excelente jugadora y que sabe adaptarse al polvo de ladrillo. El partido es muy complicado pero voy a tratar de jugar peloteos largos y creo que así voy a tener alguna posibilidad de ganar”, explicó la singlista.

Gaudio y Cañas pueden ser finalistas

El impulso de la victoria argentina en la Copa Davis de hace tres semanas aún perdura, y de la mejor manera, ya que Guillermo Cañas y Gastón Gaudio se clasificaron para las semifinales del torneo Conde de Godó, tras eliminar al francés Cedric Pioline y al español Alberto Martín, respectivamente.

Cañas consiguió un buen triunfo ante Pioline por 7-6 (8-6) y 6-3, mientras que Gaudio dio el batacazo ante Martín por un cómodo 6-2 y 6-4.

En una de las semifinales de hoy, Cañas enfrentará al español Albert Costa, quien ayer eliminó a su compatriota Alex Corretja por 5-7, 7-6 (8-6) y 7-6 (7-4).

El “Gato” Gaudio, por su parte, se medirá hoy con el número uno del mundo, el australiano Lleyton Hewitt, quien ayer dejó en el camino al marroquí Younes El Aynaoui, por 6-4 y 6-2.

Pioline aguantó el ritmo de Cañas durante el primer set, en el que cayó en un apretado desempate, e incluso se puso 3-1 por delante en el segunda parcial, merced a una temprana ruptura del servicio de su adversario.

Sin embargo, el experimentado tenista francés, de 32 años y dos partidos más sobre sus espaldas esta semana, al venir de la fase previa, se quedó sin resto, lo que fue aprovechado por el argentino.

“Willy” Cañas, cuya consistencia en su juego ya quedó demostrada en la segunda ronda ante otra “vieja gloria” del circuito, el español Sergi Bruguera, logró imponer su ritmo y llevarse el segundo set al ganar cinco games en forma consecutiva.

El talentoso Gaudio superó con facilidad a Martín, quien venía de eliminar a su compatriota Juan Carlos Ferrero y había vencido al argentino la única vez que se enfrentaron, en el torneo Challenger de Lima, en 1998.

• Coria a semifinales: Guillermo Coria accedió ayer a las semifinales del torneo de tenis de Houston, al superar al australiano Wayne Arthurs por 7-6 (8-6 en el tie break) y 7-5, en uno de los partidos de cuartos de final.

Coria, 198vo. en el ranking mundial, se medirá en semifinales frente al estadounidense Andy Roddick, vencedor de su compatriota James Blake por 6-2 y 6-4.

“Hewitt será un rival durísimo”

BUENOS AIRES (Télam-SNI).- Tras superar al español Alberto Martín, Gastón Gaudio comentó que ganar el certamen sería maravilloso.

“Ganar un torneo como este sería importantísimo, porque Barcelona siempre fue un certamen que vi apenas por debajo de Roland Garros o Montecarlo. Creo que preferiría ganar este torneo a una buena actuación en Roland Garros”, dijo Gaudio.

Sobre su próximo rival, Gaudio comentó: “(Lleyton) Hewitt es un jugador durísimo, aunque en polvo de ladrillo tengo más posibilidades. El es el número uno, pero a esta altura cualquiera puede ganarle a cualquiera. Jugamos parecido, pero evidentemente él es mejor”.

Por su parte, Guillermo Cañas, tras derrotar al francés Cedric Pioline, aseguró: “Cedric venía jugando bien y le ganó a Juan Chela en segunda ronda, que estaba en buen nivel. No me sorprendió que fuera duro, y busqué plantear un partido largo, sabiendo que se iba a cansar”, dijo Cañas.

“Estoy jugando un gran tenis, tengo mucha confianza. Gastón y yo estamos en semifinales, y ahora puede pasar cualquier cosa. Tendremos rivales difíciles, pero pensando en mi país me gustaría que haya una final argentina”, finalizó “Willy” Cañas.


Comentarios


Las chicas quieren seguir con la racha de la Davis