Las críticas aportan para mejorar



#

Los hechos del jueves, cuando se paró la carrera, trajeron cola.

Lo ocurrido en la quinta etapa de esta edición de la Regata del Río Negro marcó a la tradicional prueba náutica. La forma en que se neutralizó la prueba, con problemas para comunicar la determinación y la posterior anulación del cómputo de tiempos, trajo como consecuencia voces críticas por parte de algunos de los participantes. Eso se hizo sentir en la reunión de ayer, donde se decidió cómo se cerrará hoy la competencia. Con respecto al encuentro, Marcelo Barra, del Comité Organizador, dijo que “hubo algunas críticas por lo que pasó en la quinta etapa, pero fueron bien recibidas y aportan para mejorar ciertos aspectos”. El dirigente aclaró que cuando se tomaron las decisiones, en todo momento “se pensó en la seguridad de los palistas, esa es una zona complicada porque no hay señal para los celulares, pero ninguno de los participantes estuvo en riesgo, sí hubo un poco de caos entre la gente que estaba afuera, en la costa”. Hoy podrán largar las 79 embarcaciones, porque en definitiva no hubo inconvenientes importantes para nadie. Los botes que sufrieron daños, en la mayoría de los casos menores, fueron autorizados a cambiar.


Comentarios


Las críticas aportan para mejorar