Las desventuras de un brillante físico enamorado por internet

Paul Frampton fue detenido en enero con dos kilos de cocaína



#

Paul Howard Frampton, el científico que creía haber enamorado a la modelo checa Denise Milani (der.).

Paul Howard Frampton es un reconocido y respetado físico teórico inglés, profesor de la universidad estadounidense de Carolina del Norte, que ha realizado trabajos con científicos como Sheldon Glashow, George Smoot y Yoichiro Nambu, todos ganadores de premios Nobel. Pero según su ex esposa es “emocionalmente ingenuo”. Y aparentemente eso es lo que lo llevó a la cárcel: está preso en Devoto porque el 23 de enero lo encontraron en Ezeiza con una valija que debía llevarle a una escultural modelo checa, quien supuestamente la había olvidado y contenía más de dos kilos de cocaína. Durante meses, Frampton se mantuvo en contacto por internet con alguien que se identificaba como Denise Milani, una modelo checa con la que, finalmente, se reuniría en Argentina. “Durante 11 semanas pensé que estaba chateando con una mujer atractiva. Tal vez me tendría que haber dado cuenta antes, pero el engaño fue muy bueno y muy inteligente”, dijo el científico. Frampton alega que la valija le fue entregada por una mujer de unos 40 a 50 años quien le aseguró pertenecía a Denise Milani, la “Miss Bikini World 2007”. “La persona que me hizo creer ser esta mujer, me dijo que le gustaban los hombres grandes y que estaba cansada de realizar sesiones de fotos. Me preguntó si yo podría estar orgulloso de una persona como ella”, explicó Frampton, de 68 años. Denise tiene 32. “Él tiene una inteligencia que no se aplica a las relaciones con la gente, pero sí a los números. Tiene una edad emocional de un niño de tres años. Lo único que le preocupa es hacer el trabajo de físico. No entiende las conexiones con la gente. Lo único que entiende es de ciencia. No se relaciona con la gente ni muestra emociones. Los mejores científicos del mundo son así. Mucha gente se preocupa por él, pero él no necesita amistades cercanas, porque no puede establecer esas amistades. Eso no existe en su mente” dice su ex esposa, Anne Marie. Según un estudio que le hicieron en la cárcel, padecería de un “trastorno esquizoide de la personalidad”. Las universidades de Buenos Aires y de La Plata gestionan para que Frampton trabaje en ellas al menos hasta el juicio, para poder aprovechar sus grandes conocimientos. Científicos de varios países, incluyendo ganadores de premios Nobel enviaron cartas a la presidenta Cristina Fernández para que interceda en el caso, hasta ahora sin resultados. A pesar de la visión de Frampton que dan sus amigos, sus colegas profesores, e incluso su propia ex esposa, el juez en lo Penal Económico Juan Galván Grenway, la fiscal Carolina Robiglio y los miembros de la Sala B de la Cámara de ese fuero, siguen sin creer la historia que les relató y que tiene algunas lagunas. Por ello le pusieron una caución de 1,3 millones de pesos. (“Viva”/ “Página 12”)


Comentarios


Las desventuras de un brillante físico enamorado por internet