Las diferencias con otras crisis



La escalada de los precios del petróleo, que muchos economistas califican de "tercera crisis petrolera", tras las de 1973 y 1979, se diferencia de las precedentes en que afecta a países consumidores mejor preparados, durante un período mucho más largo y sin aumentar la inflación.

Los precios se han triplicado desde 2002, mientras que tan sólo se multiplicaron por 2,1 entre 1979 y 1980 y por 2,6 en 1973. Pero La escalada del barril se mantiene aún en términos reales muy inferior al máximo histórico registrado en abril de 1980, 90 dólares actuales.

Según Antoine Brunet, jefe de estrategias del banco HSBC CCF, esta última crisis es "menos repentina, pero más potente", puesto que se debe a una saturación de las capacidades de producción y no a una suspensión artificial por razones políticas.

Esta "apisonadora inexorable" existe desde hace casi tres años, mientras que el primer choque sólo duró nueve meses (Guerra de Yom Kippur) y el segundo, diez meses (Revolución iraní), según este experto.

Sin embargo, este ritmo "ascendente" se encuentra atenuado porque los países consumidores han reducido su dependencia del crudo a través de políticas de diversificación de las fuentes energéticas.

El contexto económico también ha evolucionado desde los '70. Actualmente, la globalización y la intensa competencia impiden a las empresas trasladar plenamente el alza de sus costos en sus precios de venta. De esta forma se contiene la inflación, contrario a las anteriores crisis

Notas asociadas: El petróleo sigue su escalada record y preocupa a los países más ricos  

Notas asociadas: El petróleo sigue su escalada record y preocupa a los países más ricos  


Comentarios


Las diferencias con otras crisis