Las elecciones del 2005 serán la prueba de fuego





NEUQUEN (AN).-En las filas de la oposición reconocen que las elecciones de 2005 serán el primer cuello de botella. Esa instancia electoral pondrá a prueba la capacidad de la dirigencia para consensuar o no candidaturas a concejales neuquinos y diputados nacionales. Aunque los ruidos internos ya comenzaron a escucharse aun por la conducción del espacio.

El intendente de Zapala, y presidente del Frente Grande, Raúl Podestá, dijo que propondrá elegir a los futuros candidatos del frente con «encuestas serias y responsables para no correr los riegos de una interna abierta que deja abierta la posibilidad de la intervención espuria del sobischismo que cuenta con recursos y estructura para alterar esos comicios»

El presidente del PJ, el legislador Gabriel Romero, aseguró que «vamos a hacer valer la realidad nacional» cuando se definan los nombres. Y agregó: «Vamos a proponer candidatos a diputados nacionales y concejales para Neuquén, sin hegemonizar, sino con la expectativa de llegar a candidaturas por consenso». Pero aseguró que «si Kirchner está dispuesto a desprenderse de (Oscar) Parrilli, llegado el momento lo vamos a proponer para primer diputado nacional».

Según Romero, «la prioridad es fortalecer el frente desde lo programático, y el encuentro de Cutral Co (convocado para el próximo 18 de septiembre) será el escenario para establecer las reglas de juego» para el futuro.

Para el jefe comunal de Cutral Co, el radical Eduardo Benítez, el frente tiene que buscar «rápidamente una identidad» y consideró que los intendentes que participan del espacio tienen un rol preponderante. Por eso, propuso trabajar «con un nombre que no sea anti-nadie o a favor de alguien».

El dirigente del PJ, identificado con la corriente que orienta Parrilli, Alberto Ciampini, enfatizó que la discusión de candidaturas no es el objetivo por el momento del frente. «Los nombres pueden estar figurando, pero esto no se construye con posicionamientos de personas», advirtió. El legislador provincial Ariel Kogan, sostuvo que está de acuerdo con poner reglas de juego claras «para desprenderse de toda la hipocresía de los distintos sectores políticos. Quiero tener en claro qué sectores quiere construir y quiénes están apoyando el frente». A su criterio, el primer candidato a diputado nacional «debe ser peronista y un hombre cercano al presidente, y con un gran protagonismo».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Las elecciones del 2005 serán la prueba de fuego