Las elecciones en la tevé

Está prohibido dar el boca de urna. Aun así, a las 18, todos están al aire sin datos.

Hecha la ley, hecha la trampa. Desde que se prohibió dar los resultados a boca de urna inmediatamente después de que terminan los comicios, la tevé debe lidiar con sus propias limitaciones. A las 18 en punto, de todas maneras, los canales se las ingenian para decir lo prohibido sin decirlo y, lo que es mucho peor, para estirar un tiempo y llenarlo con absolutamente nada hasta que existan datos oficiales. Datos que en las elecciones del domingo se hicieron esperar bastante.

Esto ocurrió aquí, con las elecciones de Neuquén, y allá, en Ciudad de Buenos Aires, con la elección a jefe de gobierno.

Pese a los límites que impone la ley, Canal 9 de Buenos Aires fue el único que desoyó por completo la orden y, como si nada hubiera ocurrido, dio los porcentajes de las elecciones porteñas. El resto, se limitó al efectivo pero engañoso primero, segundo y tercer puesto que, sin dar los porcentajes, también transgrede la ley y le da al espectador el único dato que aparentemente busca. El problema, siempre, es el resto de lo que llega a la pantalla. Con la falta de datos oficiales, los movileros que cubrían la información en los distintos «bunkers» (una palabra que se repite como si por nueva se hubiese vuelto irreemplazable) tienen que llenar el tiempo con lo poco disponible.

Aquí, en Río Negro y Neuquén, con los dos canales cubriendo la jornada eleccionaria, Aire Valle de General Roca y Canal 7 de Neuquén, las diferencias fueron notables. Paradójicamente, Aire Valle llevó la delantera en los datos sobre las elecciones de la provincia vecina, mientras Canal 7 se quedaba atrás. De hecho, cuando Aire Valle hablaba de 51 mesas escrutadas, Canal 7 apenas tenía el dato de 22 mesas.

La diferencia también se dio por las coberturas. Mientras Aire Valle abrió su transmisión a las 18, y se vio obligado a mantener la cobertura hasta las 23:15, con dos móviles en la calle, Canal 7 sólo tuvo flashes informativos, como lo hizo Telefé con las elecciones porteñas.

Pero las opiniones de los encuestadores, los pocos datos que existían, y las imágenes de los políticos votando, no resultaron tan atractivos como, por ejemplo, la trasmisión de «Shrek», o el regreso de «Odisea, aventura argentina», que pusieron en pantalla Telefé y Canal 7 (la historia del ogro tuvo 31.2 puntos de rating). Las elecciones, en cambio, apenas sedujeron a un público reducido que quizás se aburrió de ver poco y enterarse de menos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora