Las escuelas de Chos Malal están en pésimo estado

Los padres amenazan con no enviar sus hijos a clase si no las arreglan

CHOS MALAL (ACHM) - Más de 3.000 alumnos se verían imposibilitados de iniciar el próximo ciclo lectivo en Chos Malal debido al deplorable estado de los establecimientos de nivel primario y secundario. Las autoridades de educación asumieron el compromiso de realizar las reparaciones necesarias en el receso escolar, pero a un mes de culminado el ciclo las obras aún no han dado inicio.

Cansados de promesas incumplidas padres de los alumnos que concurren a las escuelas con problemas están dispuestos a no enviar a sus hijos a clases, hasta tanto no se realicen las reparaciones que fueron comprometidas por el gobierno provincial en noviembre.

Los edificios más comprometidos por problemas de infraestructura son la escuela Primaria 225, que fue clasurada por la justicia a principios de noviembre y que presenta rajaduras de paredes y techos en diversos sectores del edificio, baños insuficientes y en malas condiciones; baldosas destruídas entre otros.

Cabe recordar que en una ocasión hubo que paralizar las clases por el hundimiento de un pozo ciego y en varias oportunidades la escuela fue afectada por plagas de murciélagos.

Otro de los edificios es la EPET 13, que debió ser desalojado el año pasado, por los importantes daños que provocaron los temporales de viento que se abatieron durante el mes de junio.

También el CPEM Nº 4 acusa graves problemas. Instalación eléctrica deficitaria, sanitarios desbordados, el piso roto en varios sectores, falta de protecciones en tableros eléctricos son sólo algunas de las deficiencias detectadas en el edificio.

En todos los casos se han realizado inumerable cantidad de reclamos en busca de soluciones.

Directivos de las escuelas se reunieron en noviembre con los consejales de esta ciudad, el jefe comunal y funcionarios de la Subsecretaría de Educación de la Provincia, entre ellos Rodolfo Káiser, y los directores General de Infraestructura Escolar, Antonio Briz, y de Mantenimiento y Servicios, Alberto Mora, como así también de Higiene y Seguridad, Omar Barta.

En dicha oportunidad el titular del área asumió el compromiso de que que realizarían durante el receso escolar las reparaciones que sean necesarias para iniciar el ciclo lectivo sin inconvenientes.

Hasta ahora nasa se hizo y los padres aseguran que no están dispuestos a “tolerar más promesas” y que si no cumplen no mandarán sus hijos a clases.

Piden edificios, refacciones y

ampliaciones

Los reclamos de la comunidad educativa de Chos Malal tienen que ver con la necesidad de contar con edificios propios, realizar ampliaciones, la creación de espacios apropiados, entre otras necesidades.

Las exigencias de la escuela primaria 254 tienen que ver con la ampliación del edificio, dado que la matrícula que posee es superior a los 500 alumnos, lo que hace que algunos grados deban cursar en la biblioteca y en la sala destinada a maestros.

Piden la construcción de un Salón de Usos Múltiples y espacios apropiados para la sala de informática y laboratorio.

El Departamento de Aplicación 2 anhela su edificio propio, dado que hace más de 15 años comparte las instalaciones con el CPEM 4 y el Instituto de Formación Docente.

Igual situación padece el Centro de Iniciación Artística 4, que comparte el edificio hace 18 años con la escuela 254.

El CEMOE 2 es otro edificio que requiere urgentes ampliaciones, tanto del albergue como de los sanitarios, dado la cantidad de jóvenes, de localidades y parajes aledaños, que concurren a aprender un oficio.

El Centro de Educación Física 5 también requiere instalaciones y pese a haber realizado gestiones de un terreno ubicado en el Parque La Hoya continúan esperando respuestas.

En la escuela Especial 11 se necesita ampliar el edificio al menos en 4 aulas, además de modificar los baños, accesos y otras obras (ACHML).


Comentarios


Las escuelas de Chos Malal están en pésimo estado