Las exportaciones de jugos tocan sus mínimos en dos décadas

Los datos contemplan los embarques por el puerto de San Antonio, que en esta temporada concentró más del 90% del total de las ventas externas.



#

Ajuste. En la década de los 90 existían en la región más de una docena de empresas que exportaban cuatro veces lo que hoy se vende al exterior. (Foto: Archivo )

Las exportaciones regionales de jugos concentrados que salieron por el puerto de San Antonio (SAE) totalizaron los 10.764 pallets (equivalentes a 17.260 toneladas) al cierre de los primeros siete meses del año.

La estadística dada a conocer por la terminal portuaria Patagonia Norte detalla que este volumen representa una caída del orden del 23% en relación al mismo período del año anterior y refleja los valores mínimos de embarque de las últimas dos décadas para esta importante actividad.

La industria de concentrados en la región del Valle es muy importante. Concentra una demanda promedio de 500.000 toneladas de fruta al año que se destinan a molienda, un volumen mayor al que hoy se comercializa en fresco.

Factura anualmente 80 millones de dólares, de los cuales cerca del 90% llega del comercio externo y el restante 10% por ventas hacia las góndolas locales.

La industria de concentrados apareció con fuerza hacia fines de la década de los 70 como una alternativa para toda aquella manzana que no podía ser colocada en el mercado en fresco por presentar serios problemas de calidad. Luego la industria comenzó a elaborar jugo de peras con esta misma lógica. Fue hacia mediados y fines de los 80 cuando llegó a absorber cerca del 60% de total de la cosecha del Valle de Río Negro y Neuquén con una docena de empresas distribuidas en zonas claves de producción de la región.

La década de los 90 fue compleja para la actividad, pero fue a partir del 2007 que muchas empresas ya no pudieron con la hostilidad del sistema. En la actualidad figuran seis firmas que vendieron por San Antonio, pero sólo dos concentran el 84% del total de las exportaciones, y con las tres primeras este indicador aumenta al 98%.

Contexto

La fuerte caída que se ve en la industria de jugos concentrados está dada fundamentalmente por la competencia existente en los merados externos, que termina presionando sobre los precios finales, y un alto costo interno de producción.

“Mucha fue la fruta que ha quedado esta temporada en las plantas, que no se cosechó porque la industria no podía pagar los valores que exigía el chacarero”, confió una fuente empresarial que prefirió mantenerse en el anonimato. El ejecutivo consultado aseguró que no hay precios ni financiamiento para este tipo de actividad, lo que complica aún más la situación.

La industria de jugos concentrados orgánica está mostrando otra tendencia. “En las últimas temporadas se observó una fuerte demanda sobre este segmento del mercado, pero continúa siendo una muy baja proporción sobre lo que mueve hoy a industria regional”, aseguró la fuente consultada.

Según fuentes privadas, se llegó a pagar al productor por la manzana orgánica en la presente temporada de cosecha entre dos y tres pesos por kilo, un valor similar al de la fruta que muchos chacareros cobraron para el mercado en fresco.

Datos

Las claves de la crisis de la industria

Cerca del 90% de la oferta total de jugos del Valle se destina a la exportación.

Sobreoferta externa presiona sobre los precios finales.

Altos costos internos quitan competitividad sobre el producto.

Muy bajos niveles de financiamiento tiene el sistema para la actividad.

Datos

23%
fue la caída interanual de las exportaciones de jugos concentrados en la presente temporada.
500.000
toneladas absorbió históricamente la industria sobre la cosecha total de pomáceas del Valle.

Temas

Río Negro

Comentarios


Las exportaciones de jugos tocan sus mínimos en dos décadas