Las familias crecen

Aníbal se fue soltero, pero no duró mucho así. Tres meses más tarde, su novia viajó desde La Plata, donde estudiaba Psicología. Entre una cosa y otra, decidieron casarse. Ella estudió allá y hace unos 5 años recibió su PhD en Psicología. Ahora trabaja en el Hospital de Veteranos de Guerra de Ste-Anne y atiende a pacientes en forma privada. La familia creció primero con Mia (6) y hace tres días con Noah, un varoncito muy esperado.

En la casa, se habla casi todo el tiempo español, pero Mia va a una escuela donde se habla francés. Antes, ya hizo todo el jardín pero en un establecimiento en que se hablaba inglés, así que se maneja muy bien en inglés y en francés. «En español le cuesta un poco más pero entiende todo y se expresa muy bien».

Pablo también viajó con su novia, Paola, y hace un año y medio tuvieron un bebé llamado Lucas, que aprende en forma natural los tres idiomas. Paola retomó allá sus estudios de Biología en la Universidad de Montreal.

Pablo recuerda su lucha con la burocracia académica criolla y se asombra: «A ella conseguir las equivalencias de sus materias de la UBA le llevó aquí apenas un par de semanas!»


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora