Las FARC dicen que no habrá negociación mientras Uribe sea presidente

Según el mandatario venezolano Hugo Chávez, ultimo mediador, las pruebas de vida obtenidas tras la detención de tres personas ayer, estaban destinadas a él por orden del líder de la organización guerrillera. Por otra parte, se conocieron palabras de Betancourt: "Aquí vivimos muertos", dijo en una de las cartas secuestradas.



#

Caracas y Bogotá.- Las FARC advirtieron hoy que “será necesario un nuevo gobierno” en Colombia para concretar el intercambio entre los rehenes en su poder y guerrilleros presos, y consideraron como “daño irreparable” el fin de la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez.

La declaración de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produjo un día después de que el gobierno del presidente µlvaro Uribe anunciara la detención en Bogotá de tres personas, a las que identificó como guerrilleros y a los que se les secuestró videos, fotos y cartas como pruebas de vida de varios rehenes.

Según explicó ayer Chávez, dichas pruebas estaban destinadas a él por orden del jefe máximo de las FARC, Manuel Marulanda, para ser enviadas a los familiares de los rehenes, por lo que al ser interceptadas calificó a Uribe de “inhumano” y lo acusó de no querer que los secuestrados sean liberados.

En coincidencia, Iván Márquez, miembro de la cúpula de las FARC, confirmó hoy que las pruebas iban dirigidas a Chávez, y sostuvo que la detención de las tres personas “nos reafirma en la certeza de que Uribe es un saboteador”.

“Esta es otra puñalada trapera de Uribe a la esperanza que todos habíamos cifrado en la gestión humanitaria por el canje. Las pruebas tenían como destino al presidente Chávez, y el gobierno colombiano lo sabía”, explicó el jefe guerrillero en declaraciones difundidas por la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

Márquez no ahorró calificativos hacia Uribe, al que llamó “saboteador desalmado, capaz de las peores perversidades”, “ladino y cruel” que “no tiene reparo en detener y encausar jurídicamente a las personas que estaban cumpliendo tan importante como invaluable misión humanitaria”.

“Seguramente calculaba que con esa acción reversaba a cero las gestiones del presidente Chávez y la senadora (colombiana opositora Piedad) Córdoba”, agregó.

El líder guerrillero acusó también a Uribe por la decisión de dar por concluida la gestión mediadora de Chávez, lo que, según su opinión, causará “un daño irreparable” al intercambio humanitario.

Márquez concluyó que “será necesario un nuevo gobierno” en Colombia, en reemplazo del de Uribe, que “tenga fibras de humanidad para poder concretar el anhelado intercambio, y no solamente, sino que permita encaminar al país hacia la paz con justicia social”.

El jefe guerrillero advirtió, además, que el arresto de las tres personas en Bogotá con pruebas de vida de los rehenes “obligará” a la organización “a tomar drásticas medidas porque las FARC no pueden correr y asumir gratuitamente el riesgo que le sean detenidos otros emisarios”.

En tanto, se conocieron hoy párrafos de la carta secuestrada a los tres detenidos en Bogotá escrita por uno de los rehenes, la ex candidata presidencial colombiana, Ingrid Betancourt, quien, si bien no menciona directamente al gobierno de Uribe, afirma que los rehenes de las FARC son como “los leprosos que afean el baile” y que no son un tema “políticamente correcto”.

En aparente alusión a las autoridades colombianas, sostiene que “suena mejor decir que hay que ser fuertes frente a la guerrilla aún sin sacrificar algunas vidas humanas”, según los párrafos de la carta, reproducidos hoy por el diario El Tiempo.  

 

 

“Aquí vivimos muertos”. Esta fue la frase que se difunció hoy, tras revelar pasajes de una carta dirigida escrita por la rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt.

“Estoy mal físicamente. No he vuelto a comer, el apetito se me bloqueó, el pelo se me cae en grandes cantidades”, dice Betancourt en la carta de 12 páginas enviada a su madre Yolanda Pulecio, algunos de cuyos pasajes fueron difundidos por los comités de apoyo a Ingrid Betancourt y la prensa colombiana.

La carta forma parte de un paquete de videos, fotografías y textos, que el gobierno colombiano entregó el viernes a los familiares de 16 rehenes, tras decomisarlos en Bogotá a tres supuestos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

“La vida aquí no es vida, es un desperdicio lúgubre de tiempo. Vivo o sobrevivo en una hamaca tendida entre dos palos, cubierta con un mosquitero y con una carpa encima, que oficia de techo, con lo cual puedo pensar que tengo una casa”, agrega en otro fragmento de la carta.

Aunque el testimonio de Betancourt es impactante, no lo son menos el de Tohmas Howes, uno de los tres estadounidenses rehenes de las FARC, quien envió junto a su carta su testamento, y del teniente colombiano Raimundo Malagón, secuestrado hace nueve años, quien cuenta que los rehenes viven “encadenados de noche y de día”. “Esto que ustedes están viendo no es la realidad que se vive, la realidad es completamente distinta”, narró en un video el teniente al relatar la condiciones “infrahumanas que se viven”.

 

Fuente: Télam y AFP.

 


Comentarios


Las FARC dicen que no habrá negociación mientras Uribe sea presidente