Las paradas de taxis en Roca ya son municipales

El Concejo Deliberante sancionó anoche la nueva ordenanza.



ROCA (AR)- Después de esperar muchos meses, anoche se decidió que las paradas de taxis en Roca dejen de ser controladas por las bases para transformarse en municipales.

El primer paso hacia la nueva regulación del servicio en la ciudad se dio pasadas las 23, cuando los ediles roquenses sancionaron la nueva ordenanza.

La nueva norma no tendrá en cuenta el pedido de la cámara de propietarios y choferes de taxis, que pedía la suspensión de nuevas habilitaciones. La intención de las autoridades es que el servicio se autorregule a partir de las exigencias que impondrán a taxistas y dueños de bases cuando entre en vigencia la ordenanza. Esto quiere decir que en pocos días más se podrán conseguir licencias nuevamente.

El proyecto llegó a la última sesión del año con dos dictámenes. Esto tuvo que ver con las diferencias entre el oficialismo y la oposición en cuanto a la libertad que tendrán los taxistas para detenerse en las plataformas.

Los bloques del PJ y MPP propusieron días atrás que se agregue un párrafo en la ordenanza en el que se especifique la liberación de las paradas, algo que finalmente no se concretó porque la Alianza, que no consideró necesario el agregado.

A partir de lo decidido anoche por el Deliberante, la palabra la tiene ahora el Poder Ejecutivo, que debe reglamentar la norma. Será entonces la Secretaría de Gobierno la que decida de qué manera podrán aguardar los pasajeros los taxis en la ciudad. Entre las alternativas no se descarta que se opte por licitarlas o cobrar un canon por la exclusividad, ya que permitir a todos parar en cualquier plataforma acarrearía demasiados inconvenientes.

La sesión fue presenciada por una veintena de taxistas, que desde hace varios días montaron una carpa frente al municipio. La ordenanza se aprobó primero en general y luego se analizaron en particular los artículos en los que había diferencias, imponiéndose la postura de la Alianza por su mayoría de ediles.

A pesar de la trascendencia de la norma aprobada anoche, la sesión del Concejo contó además con una importante discusión, que seguramente dará mucho que hablar en los próximos días.

Se trató de la autorización al Poder Ejecutivo a recibir bonos Río I serie III por coparticipaciones adeudadas, para ponerlos en garantía de un préstamo de un millón de pesos. Con esos fondos se pensaba cancelar la deuda pendiente con los empleados por una bonificación del año ‘98 y pagarles a los proveedores a los que se le debía.

La oposición se negó a apoyar el proyecto porque consideró que se comprometían más recursos que los permitidos por la Carta Orgánica y creyó que no se podría aprobar la iniciativa, porque se trataba de un empréstito y para eso hace falta el voto afirmativo de los dos tercios del Concejo.

Sin embargo, el bloque de la Alianza entendió que no se trataba de un empréstito y ganó la votación por mayoría. Ante eso, la oposición adelantó que impugnarán la llegada del dinero por tratarse de una decisión ilegal.


Comentarios


Las paradas de taxis en Roca ya son municipales