Las peleas minan las chances del Acuerdo Cívico

Crece en el sector el malestar con Carrió.



2
#

Binner dijo que “Lilita” “es complicada”.

3
#

Los cortocircuitos en la cúspide del Acuerdo Cívico y Social más que afectar individualmente a Ricardo Alfonsín, Elisa Carrió, Margarita Stolbizer o Hermes Binner – acostumbrados a sostener y superar tales reyertas verbales -, mella las posibilidades electorales de ese conglomerado para derrotar en 2011 al kirchnerismo. “La gente piensa: si ahora se pelean así, imagínate lo que pasará si acceden al gobierno”, reflexionó ante “Río Negro” una fuente del sector espantado por el nivel de descalificación interno que se destapó a partir del cuestionamiento de Carrió a Alfonsín por haber compartido un acto y fotografías con la presidenta Cristina Kirchner y el ministro Julio De Vido, en Chascomús. Stolbizer, del GEN, reprochó a la líder del ARI que “cada vez que abre la boca divide y debilita”, tras lo cual el socialista Binner admitió que no compartiría una fórmula con Carrió porque ésta tiene una personalidad “complicada”. “Lilita” no se calló. “Si tenemos que ir a una interna, iremos, pero si estorbamos nos vamos a otro esquema, porque no queremos repetir una experiencia como la Alianza”. Tras cartón, acusó a Margarita de “ensañarse” con ella, puso de relieve la “inexperiencia política” de Alfonsín y tildó de “ambiguo” al gobernador de Santa Fe. Ayer, bomberos de todos los núcleos que alimentan el Acuerdo Cívico y Social, trataban de apagar los fuegos entre los dirigentes, pero se mostraban preocupados por el impacto negativo que podría persistir en la opinión pública. “Lilita es valiente y dice cosas ciertas, pero no tiene contención, pues al comunicar a través de los diarios, hace enojar y cerrar los oídos a sus planteos”, expuso un dirigente de la UCR, cuyo titular, Ernesto Sanz, advirtió ayer que “seguiremos en este vodevil mientras las personas sean más importantes que los partidos y programas”. Nadie en el Acuerdo, obviamente, quiere reeditar la frustrada unión que encabezaron Fernando De la Rúa y Carlos “Chacho” Álvarez, en 1999. Consideran que en la actualidad hay una base ideológica común para convocar un proyecto de gobernabilidad compartido, aunque primero deberían superarse las egolatrías excesivas. En la víspera, Stolbizer exhortó a avanzar en la confección de un programa de 10 puntos, definir quienes “están adentro” y luego discutir las candidaturas. La UCR, la principal fuerza del pacto en veremos, quisiera ubicar a Margarita como aspirante a la gobernación de Buenos Aires, y hacerla desistir de su incipiente deseo de ir por la Presidencia, sitial para el que trabaja Alfonsín, siempre y cuando logre postergar las aspiraciones de Julio Cobos. Otro tema que traerá dolores de cabeza.

Stolbizer le pidió que no abra la boca porque debilita.

arnaldo paganetti (Agencia Buenos Aires)


Comentarios


Las peleas minan las chances del Acuerdo Cívico