Las pymes frutícolas y de la construcción demandan más crédito



NEUQUEN (AN).- Las pequeñas y medianas empresas dedicadas a la fruticultura y a la construcción son las mayores demandantes de crédito privado en la región. En tercer término figuran las dedicadas a proporcionar servicios a la industria petrolera, que tienen una “importante proporción”.

Según un análisis del mercado financiero realizado por el Banco Río, esa entidad capta, en la región, entre el 16 y el 17% del crédito total que la banca privada canaliza en la actividad frutícola.

El crédito hipotecario para la construcción de viviendas familiares coloca a Neuquén como “una de las sucursales más importantes del banco”, que en la actualidad comenzó a financiar proyectos de empresas constructoras.

Ayer, el presidente del Banco Río en el nivel nacional, Enrique Cristofani, presentó a empresarios y cámaras de los principales sectores de la actividad económica de la zona, el programa de descentralización de las decisiones de la entidad en el momento de entregar créditos. Dijo, en una rueda de prensa ofrecida en un hotel céntrico, junto a los principales ejecutivos del banco en Neuquén, que la iniciativa surgió por pedido de esas entidades que pretendían “un banco más regional”.

Por eso, y sobre la base de un crecimiento en la toma de créditos del 20% en lo que va de 2005, Cristofani mantuvo en Río Negro y en esta capital encuentros con los principales dirigentes del sector privado y empresarios de la vitivinicultura, la fruticultura, la construcción y los servicios a la industria petrolera.

Indicó que la principal demanda apunta a los créditos con tasa subsidiada -el Río es el banco que una mayor porción de esa línea licitó con la secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa de la Nación-.

Es que los empresarios neuquinos, por caso, se vuelcan mayoritariamente a esas alternativas que cuentan con tasas de interés inferiores, por ejemplo, a las que ofrece el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo, Iadep.

En ese contexto, “la delegación del crédito es la decisión más importante”, dijo Cristofani, quien añadió que la principal demanda recogida en el sector frutícola apuntó a la prefinanciación de exportaciones y para la adquisición de equipos que mejoren la calidad de entrega de la fruta.

Mencionó la necesidad de “políticas de Estado” que garanticen un crecimiento sostenido de la economía, sin dependencia de los cambios de signo político en los gobiernos nacional y provinciales. Con eso, “habrá crecimiento a largo plazo” que sostendrá el que se verifica en el corto y mediano.


Comentarios


Las pymes frutícolas y de la construcción demandan más crédito