Las rendiciones también fueron secretas



NEUQUÉN (AN).- Las rendiciones de los gastos relacionados con el plan de seguridad se realizaron a partir de un sistema de actas firmadas por el funcionario responsable de los gastos, pero sin detalle de la empresa proveedora y con una condición que excepcional: ninguna de las erogaciones podría ser inspeccionada por el organismo de control.

En una carta dirigida al director Ejecutivo del Plan Integral de Seguridad, el 18 de junio de 2005, el contador general de la provincia, Jorge Bonaiuto, detalló “el instructivo para rendir las contrataciones críticas” definidas por los decretos. El “instructivo” destaca que, “sin perjuicio de la documentación y rendición de cuentas interna que por su carácter de secreto o reservado, en sobre cerrado quedará en depósito en lugar seguro de la dependencia correspondiente”.

Luego Agrega: “sólo podrá ser inspeccionada por los organismos de control cuando por alguna circunstancia pierda el carácter de secreto o reservado”. A partir de esa especificación de cómo se debían rendir las cuentas fue que las observaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas no se respondían.


Comentarios


Las rendiciones también fueron secretas