Las respuestas que los familiares necesitan




Las desprolijidades en la investigación denunciadas desde el primer momento, el hallazgo de la bolsa -con restos humanos y del avión- que fue enterrada en el lugar del accidente, la falta de mérito a tres directivos de la empresa Sol Líneas Aéreas dictada por el Juez Leónidas Moldes y la escasa información que se les brinda sobre la marcha de investigación, desconcierta, genera dudas, bronca e impotencia. Sienten, que se quiere ocultar algo y no saben qué. Y su dolor se incrementa ante la falta de interés del gobierno. “La Presidenta llamó a todos los familiares de la tragedia de Once para darles el pésame. Fue hasta Francia para dar sus condolencias al gobierno por la muerte de las dos monjas. Y a nosotros nadie nos llamó ni para preguntarnos qué sentimos” se lamentaban. Jorge Vargas, hermano de Luis, una de las víctimas, y Raúl Nasi, de la asociación civil de las víctimas del accidente de LAPA ocurrido en 1999 coincidieron en las desprolijidades de la investigación y en la búsqueda de una rápida respuesta que pueda llenar el vacío que sienten hoy los familiares. “Hoy es fácil tratar de responsabilizar a los pilotos porque los muertos no pueden defenderse. En aquel momento los aviones de Sol volaban de noche, en una zona inhóspita, sin comunicación. Yo me pregunto porque hoy lo hacen de día” sostuvo Vargas. Por su lado, Nasi, señalo dos puntos a los que calificó como “serios inconvenientes” que pueden desviar el curso de una investigación. “Uno de los puntos es que las empresas aéreas son económicamente poderosas y el otro es la Junta de Investigaciones. Esta es la parte del Estado que le corresponde hacer los controles aéreos y también es la que se ocupa de las investigaciones. Es decir si hay responsabilidad de ellos van a tratar de que no quede de manifiesto”. (AJ)


Comentarios


Las respuestas que los familiares necesitan