Las rutas de la Región Sur, en estado desastroso

El peor es el tramo entre Jacobacci y Bariloche.



#

Serruchos, cortadas, pozos y bancos de polvillo provocan permanentes daños en los vehículos.

José Mellado

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- Las rutas de la Región Sur rionegrina están a la miseria y desde los organismos viales encargados de mantenerlas en condiciones transitables aseguran que no lo hacen por falta de presupuesto.

Mientras tanto, los destrozos en los vehículos se multiplican al igual que las quejas de los usuarios, quienes ven con indignación e impotencia como sus reclamos no son atendidos y se sienten tratados como ciudadanos “de segunda”. Por eso algunos pobladores alientan distintas formas de protestas, que van desde juntar firmas hasta realizar piquetes en las rutas y vías del ferrocarril si no hay una rápida solución.

Si bien durante la mayor parte del año las principales rutas de la zona presentan un estado malo ante la falta de un mantenimiento adecuado, en esta época el deterioro se incrementa como consecuencia del calor y la falta de lluvias. A ello se le suma una mayor circulación de vehículos y el receso estival de los organismos viales. Los automovilistas manifiestan también su descontento ante la exigencia de la revisión técnica obligatoria y afirman que “andando en estos caminos siempre se te rompe algo del auto”. Sin embargo, desde algunos puestos camineros de la provincia señalaron que “a los vehículos radicados en la Región Sur no se les exige por el mal estado de los caminos”.

Vialidad Nacional tiene a su cargo la conservación de la Ruta Nacional 23 entre Jacobacci y San Carlos de Bariloche. Por las características del terreno, las mayores dificultades de este tramo se encuentran entre Pilcaniyeu Viejo y la ciudad andina. Pero en los últimos meses, los 90 kilómetros que separan a Comallo de Jacobacci se han convertido en “un gran serruchal”.

Además de las rutas provinciales 5, 6, 8 y 76, entre otras, en el marco de un convenio con el organismo nacional, Viarse mantiene también la Ruta Nacional 23 desde la Nacional 3 hasta Jacobacci. A medida que avanza la obra de pavimentación (ya se construyeron más de 190 kilómetros de asfalto entre Valcheta y Los Menucos) el organismo provincial tiene menos ruta de tierra para mantener. Sin embargo, los 150 kilómetros que separan a Los Menucos de Jacobacci cada vez están más destrozados. Y a pesar de la prohibición vigente, la situación lleva los automovilistas a circular por la nueva traza -la base construida está lista para pavimentar- entre Los Menucos y Maquinchao, generando cada vez más daños.

En cuanto las rutas provinciales, las más destrozadas son la 6, que une La Esperanza con Ñorquinco, y la 76, que va desde Jacobacci hasta el Paralelo 42, en cercanías de la localidad chubutense de Gastre.

“En la 76 ya no se puede andar. Hay un sector de 40 kilómetros que te lleva más tres hora poder cruzarlo. En el último viaje se me rompió la palanca de cambios por el serrucho y los cortes. Lo más lindo es que desde Viarse te dicen que no pueden arreglarla por la sequía. Pero estamos a 100 kilómetros del Paralelo 42, zona que está igual o más seca que acá, y sin embargo cuando entrás a Chubut la ruta cambia el 100 por ciento y ves máquinas trabajando en forma permanente”, señaló indignado el propietario de un camión, oriundo de Jacobacci, quien se identificó como “Beto” y viaja periódicamente a Chubut por cuestiones laborales.

Por su parte, desde los organismos viales atribuyen la falta de mantenimiento de las rutas a la gran sequía y a una cuestión de presupuesto. “No tenemos gasoil y tampoco muchas máquinas. La mayoría tiene distintos desperfectos mecánicos y no se compran los repuestos para poder ponerlas en funcionamiento”, sostuvieron.


Comentarios


Las rutas de la Región Sur, en estado desastroso