Las sociedades le dan superávit a la 'Academia'

Fernández y González se juntaron y liquidaron el partido ante Talleres.



En silencio, como para no levantar polvareda ni miradas extrañas, Racing se mete de a poco en la pelea. Anoche volvió a ganar y quedó a cuatro puntos de Boca, único líder y con un partido menos. El que lo sufrió fue Talleres, que llegó a Avellaneda con la intención de recuperar la punta, al menos hasta que se complete la fecha esta tarde.

El partido empezó sin muchos espacios para generar juego. Entonces, ante este escollo, la movilidad de Talleres hacía que los cordobeses fueran superiores ante un Racing que estaba muy estático y sólo intentaba con alguna acción individual de Mariano González.

La visita fue el primero en avisar con un tiro de Píriz Alves que se fue por sobre el arco de Cuenca, pero los goles no se merecen, se hacen. Y Milovan Mirosevic abrió la cuenta para la 'Academia': desde más de 30 metros le pegó fuerte, bajo, la pelota cambió apenas la dirección tras rozar en Maxi Salas y se le escapó increíblemente por abajo del cuerpo a Marcos Gutiérrez.

De ahí en más, Racing ganó en confianza y empezó a dominar el partido. Para contrarrestar esto, “J.J” López metió un cambio: sacó al defensor Donnet por una molestía física y puso al delantero Emanuel Giménez.

Así Talleres fue al frente, pero más por empuje que con ideas e incomodó muy poco a la defensa local. Sólo una contra de Racing que derivó en un tiro de Rimoldi cortó la supremacía de un Talleres que de tanto ir, casi empató al final del primer tiempo con un cabezazo cruzado de Luciano De Bruno que se fue a centímetros del palo izquierdo de Cuenca.

En el complemento -después de más de 20 minutos de descanso- volvieron las sociedades en Racing. Y en pocos minutos quedó demostrado en la red. Gastón Fernández combinó muy bien con Mariano González por la izquierda, la pelota fu nuevamente para la “Gata”, que sacó el centro de zurda para la cabeza de Lisandro López y el segundo de la noche. Iban 2 minutos y la historia se escribía de celeste y blanco.

Talleres intentó reaccionar con algunos contraataques, pero fueron desordenados y casi siempre terminaron con remates desviados, como el de Maxi Velázquez o en los pies de los defensores locales.

Como respuesta, la sociedad Fernández-González volvió a sacudir la red de Gutiérrez: La 'Gata' asistió con un toque suave por el medio a Mariano, quien 'fusiló' al arquero para el 3-0.

Cuando al partido le quedaban cuatro minutos, Luciano de Bruno aprovechó una desinteligencia defensiva de Racing y marcó el descuento por sobre el cuerpo de Cuenca.

Racing disfruta de su gran momento.


Comentarios


Las sociedades le dan superávit a la 'Academia'