Las "torres" chinas nos ponen a prueba

Argentina tendrá un serio examen en el inicio de la segunda fase del Mundial





Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni en pleno festejo. Esta noche buscará repetir en la cuarta presentación de Argentina en el Mundial.
Tras realizar una excelente primera fase, que despertó un reconocimiento unánime en sus posibilidades, el seleccionado argentino de básquet arrancará hoy, cuando desde las 22 enfrente a China, con la segunda fase del Mundial de Indianápolis.

El partido se jugará en el RCA Dome y será televisado en directo por la cadena de cable ESPN.

La labor realizada por Argentina en la primera fase al ganar invicta el Grupo D, bautizado como el "grupo de la muerte", le otorgó al equipo un enorme reconocimiento y respeto, principalmente por contar con un jugador desequilibrante y de gran talento como Emanuel Ginóbili, pero también por el recambio con el que cuenta, puesto que el ingreso de los suplentes no resienten la estructura ni la intensidad que demuestra el conjunto.

Por haber terminado invicto Argentina comenzará la segunda fase en el Grupo F con 4 puntos (se arrastran las unidades logradas contra los equipos que pasaron del grupo) junto con el mal denominado "Dream Team" de Estados Unidos, seguidos por Nueva Zelanda y Alemania con 3 y por Rusia y China con 2.

Los cuatro primeros del Grupo F se juntarán con los cuatro mejores del E (España, Brasil, Yugoslavia, Puerto Rico, Turquía y Angola) para jugar los cuartos de final desde el jueves, donde un mal cruce puede echar por tierra todo lo hecho hasta entonces.

Hoy Argentina se enfrentará con China, que apoya su juego en las dos "torres" que trajo a Indianápolis (no vino Whang ZhiZhi de 2,15 metros), el versátil Yao Ming (2,25) y el duro Mengker Bateer (2,11).

Los chinos terminaron terceros en el Grupo C por detrás del local y Alemania, y antenoche cumplieron su mejor actuación del mundial al jugarle de igual a igual a Estados Unidos durante los primeros tres cuartos, para luego terminar perdiendo por 21 puntos (85-64).

El equipo nacional deberá ajustar la defensa bajo el cesto y no dejar que le tomen rebotes ofensivos -el principal déficit-. Asimismo, tendrá que seguir buscando a Ginóbili en ofensiva.

El otro encuentro que cerró la jornada del sábado, Brasil venció a Puerto Rico 90-86. (Télam)


Comentarios


Las "torres" chinas nos ponen a prueba