Las ventas a Europa sufrieron un retroceso del 30%

Las exportaciones de frutas a ultramar crecieron un 9%, alcanzando las 191.000 toneladas. Según las estadísticas dadas a conocer por la terminal portuaria "Patagonia Norte", que analizó los primeros 75 días del año, se destaca que las ventas externas de manzanas hacia el Viejo Continente registraron un severo retroceso del 30%, acentuando así la crítica situación por la que les toca hoy atravesar a los productores regionales.



Las ventas externas de manzanas hacia los mercados europeos sufrieron un importante retroceso del 30% en lo que va de este primer trimestre del 2000, alcanzando las mismas las 20.000 toneladas, según las estadísticas dadas a conocer por la terminal portuaria "Patagonia Norte".

Este control también señala que las exportaciones frutícolas hacia ultramar alcanzaron en los primeros 75 días del 2000 las 191.000 toneladas, cifra que muestra un incremento del 9% respecto de los niveles de venta del año anterior.

En lo que respecta a los productos hortícolas, concentrados especialmente en los embarques de ajos y cebollas, las exportaciones llegaron en este período a las 5.000 toneladas, un 40% menos que el año anterior.

Rusia, un gran imán

El estudio señala por otro lado que, al 15 de marzo del corriente, las exportaciones de peras superaron las 152.000 toneladas, volumen un 15% superior a los niveles de ese mismo período del año anterior.

El crecimiento relativo más significativo se observó en la uva de mesa. Para esta especie, los embarques por el puerto San Antonio llegaron a las 18.000 toneladas, un 75% más que en la cosecha 1999.

Analizando las estadísticas dadas a conocer por el puerto, se observa claramente que las ventas hacia algunos destinos se han incrementado en forma importante.

El caso más significativo es Rusia. Durante el período analizado, las ventas hacia este importante mercado han crecido un 140%, al pasar de las 2.373 toneladas del año pasado a las cerca de 5.700 toneladas del actual.

Las proyecciones privadas muestran que Rusia podría absorber en esta temporada algo más de 8.000 pallets de peras y manzanas, valores significativamente superiores a los del año anterior.

Hacia este destino, el Alto Valle orientó gran parte de su "segundo elegido" de peras y manzanas, que no podía ser vendido en países más exigentes en calidad.

Canadá, más que atractiva

El otro mercado que mostró un importante crecimiento de sus importaciones fue Canadá.

Las ventas hacia ese destino llegaron en esta primera parte de la temporada a las 5.000 toneladas, lo que representa un aumento del 156% respecto de los niveles de exportación del año anterior.

Cabe destacar que gran parte de esta fruta que llega a Canadá es reexportada hacia los mercados norteamericanos.

Sin embargo, el destino que más creció fue España, que pasó de 851 a 2.462 toneladas, con una suba del 189%, cuando se compara este año con el anterior.


Comentarios


Las ventas a Europa sufrieron un retroceso del 30%