Lavagna insistió en EE. UU. en un acuerdo a largo plazo

"Tarifas, deuda y compensación es lo que se negocia".





WASHINGTON.- El ministro de Economía, Roberto Lavagna, encuadró ayer la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a las discusiones por el ajuste tarifario, la compensación a los bancos y la reestructuración de la deuda publica.

«Son los únicos temas que se están negociando» recalcó al ser consultado sobre el núcleo de las deliberaciones con el FMI, luego de entrevistarse con el titular de la Reserva Federal de lo Estados Unidos, Alan Greenspan.

El ministro afirmó que la negociación es «tranquila y razonable», aclaró que «no está cerrada ni tampoco complicada, y reiteró que se trabaja sobre la base de un acuerdo a tres años de plazo Al término de un encuentro con Greenspan, Lavagna insistió en que «el acuerdo que el Gobierno está negociando con el Fondo Monetario Internacional es a tres años» y no a un menor plazo, como lo sugirieron algunos analistas financieros «He leído algunos diarios que dicen que el acuerdo ya casi está cerrado, y otros que dicen que las conversaciones atraviesan una zona difícil, ninguna de las dos cosas son ciertas», dijo Lavagna desde Washington.

Destacó que «las negociaciones con el Fondo son tranquilas y razonables, dentro de los plazos que nos hemos fijado» para llegar a un acuerdo en la primera semana de septiembre Lavagna completó ayer la

segunda jornada de su estadía en Washington, hacia donde viajó invitado por el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, John Snow El ministro destacó que esa reunión y la que mantuvo el jueves con Snow, «fueron muy positivas» ya que se hizo un repaso de los temas que reclama el Fondo Monetario para refinanciar por tres años los vencimientos por 12.300 millones de dólares Además «hubo un reconocimiento de los avances que logró Argentina» en el último año, tras la salida de la Con

vertivilidad, relató el ministro En la misma línea, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, afirmó que el Gobierno está «muy tranquilo» con la marcha de la negociación con el Fondo Monetario, «pero preocupados porque obviamente aún hay mucho por hacer» Fernández fundamentó el optimismo del Gobierno en el hecho de que «conocemos cómo está la negociación, no la leemos en el 'New York Times', sino que sabemos cómo está, y estamos convencidos de que vamos a arribar a buen puerto y también estamos seguros de que en Argentina queda mucho por hacer» «Estamos muy tranquilos porque vemos que estamos bien encaminados en las negociaciones con los organismos multilaterales de crédito, con el FMI en particular y estamos en la búsqueda del acuerdo del que habló Horst Köhler cuando vino a la Argentina», en julio pasado, agregó el funcionario. Al respecto, precisó que se trata de «un acuerdo de mediano plazo que nos permita seguir el proceso de desarrollo que la Argentina esta evidenciando» Entre los temas analizados ayer por Lavagna junto a lo funcionarios estadounidenses estuvieron la compensación a los bancos por la pesificación asimétrica, la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central y la reforma del sistema tributario, todas cuestiones que están en la órbita del Congreso Además el FMI y el Banco Mundial reclaman un incremento de tarifas que beneficie a las empresas privatizadas, pero el Gobierno la supedita a una renegociación total de los contratos de concesión Otro de los temas en danza es el nivel de superávit fiscal que deberá alcanzar Argentina en los próximos años para librar fondos al repago de la deuda, discusión en que la Economía asegura que el excedente no puede superar el 3% del PBI contra una exigencia del 4,0% por parte del Fondo.

(DYN, Télam y Reuters)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Lavagna insistió en EE. UU. en un acuerdo a largo plazo