Lavagna rinde hoy cuentas por la crisis ante Köhler y O"Neill

Luego de varios días de ácidos cruces, el ministro de Economía argentino, el titular del FMI y el secretario del Tesoro de EE. UU. buscarán posición en común para reencauzar las negociaciones.

El secretario del Tesoro de EE.UU., O" Neill, será hoy "todo oídos" para escuchar los planteos de Lavagna por la crisis. Después decidirá.
En un último intento por salvar la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Economía, Roberto Lavagna, se reunirá hoy en Washington con el titular del organismo, Horst Köhler y el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Paul O"Neill.

El resultado que arroje estas reuniones puede sellar definitivamente la suerte del acuerdo que la Argentina negocia con el FMI y que en los últimos días quedó virtualmente paralizado en medio de acusaciones cruzadas.

De acuerdo a las especulaciones más firmes que anoche se hacían en Washington, la salida más decorosa a este dilatado conflicto pasaría por cerrar un acuerdo "de transición" con la gestión en retirada de Duhalde, y luego trabajar en un esquema más amplio con el próximo presidente electo.

Para el jefe de Hacienda, la Argentina ya cumplió con los requisitos para lograr la firma de un programa con aval del organismo, pero para la cúpula del FMI la inestabilidad política en el país hace inviable el pacto.

En el marco de esta guerra de mensajes, el ministro de Economía argentino volvió a optar ayer por la prudencia y declaró que el acuerdo con el Fondo "se orienta hacia una convergencia", por lo que descartó que haya que apurar una definición. De todos modos, no dio ningún detalle que permita pronosticar un cierre de las negociaciones con el organismo de crédito internacional. (Ver "Gestiones").

Lavagna aprovechó su visita a Washington, donde participa de la Asamblea Anual del FMI, para mantener una serie de reuniones con distintos funcionarios internacionales, incluidos miembros del G-7 para defender su política y exponer su certeza de que la economía Argentina está "dando señales de reactivación", por lo que es necesario el acuerdo con el FMI para consolidarlas.

La interminable negociación alcanzó un grado máximo de tensión ante la proximidad de un vencimiento por casi 800 millones de dólares que el país debe saldar ante el Banco Mundial el próximo 9 de octubre. Esta situación disparó la polémica sobre si la Argentina hará frente a esa obligación con reservas o caerá también en "default" con los organismos internacionales.

El gobierno tomó la decisión de cuidar las reservas, mientras que desde el FMI advirtieron que de no pagar habrá serias consecuencias para el país. A su vez, el titular del organismo de crédito, Horst Köhler, tomó ayer el caso argentino como ejemplo para anunciar que endurecerán requisitos para otorgar nuevos créditos a países en crisis. ("El FMI..")

En busca de apoyo

La discusión por un acuerdo entre el FMI y la Argentina ahora está exclusivamente centrada en el terreno político. Durante los días previos a la Asamblea Anual del FMI Lavagna recogió la adhesión del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias.

El funcionario internacional aseguró que "ya estaban dadas" las condiciones para que la Argentina y el FMI lleguen a un acuerdo.

Por su parte, el presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, dijo que la entidad que preside está preparada para asistir financieramente a la Argentina, pero condicionó la ayuda a un acuerdo con el FMI.

También apoyaron el consenso entre la Argentina y el FMI el denominado Grupo de los 24, que incluye a países de Asia, Africa, América Latina y el Caribe. Pero en contrapartida, Lavagna no encontró ni un sólo gesto de quienes deberán definir el tema. Köhler instó a ambas partes a terminar con las declaraciones por intermedio de la prensa, mientras que O"Neill insistió en que su gobierno aún espera que la Argentina presente un plan coherente.

"Sin acuerdo, las provincias podrían emitir más bonos"

El secretario de Hacienda, Jorge Sarghini, admitió que la demora en la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) pone en riesgo el compromiso asumido por las provincias de no emitir más bonos o "cuasimonedas", aunque aseguró que el Gobierno analiza variantes para lograr el financiamiento de las jurisdicciones del interior que eviten esta necesidad.

El funcionario precisó que en la actualidad existen aproximadamente 7.000 millones de pesos nominales en cuasimonedas y calificó como "legítima" la decisión de su emisión en caso de que se postergue el pacto con el Fondo Monetario y no se encuentren variantes internamente.

Pese a la delicada situación, el secretario de Hacienda se mostró optimista en lograr una salida y de este modo mantener vigentes los pactos bilaterales firmados entre la Nación y las provincias, cuya médula es la reducción de déficit del orden del 50% y el freno total de la emisión de bonos.

- ¿Habrá necesidad de emitir más bonos si no hay acuerdo con el FMI?

- Como el programa de financiamiento no está vigente por la falta de acuerdo con el FMI no se puede asegurar que las provincias no tengan que emitir. Estamos trabajando para que eso no suceda en los próximos meses. Soy optimista en que no será necesario y vamos a encontrar una forma de financiar a las provincias en octubre.

- ¿Pero no se puede garantizar?

- Sería una decisión legítima emitir más cuasimonedas si no hay acuerdo con el FMI y si la Nación no encuentra la fórmula para superar el problema, porque hay que pagar sueldos y proveedores. Durante agosto y setiembre se afectaron 300 millones de utilidades del Banco Central para financiar a las provincias. (DYN)

Prevén baja de la inflación

La inflación de setiembre se perfila como la menor del año, con un registro que se ubicaría en el 1,8%, merced al equilibrio del dólar, la fuerte retracción del consumo y la estabilidad de las tarifas de los servicios públicos, destacaron fuentes oficiales.

Se informó también que la recaudación tributaria crecería 34% y alcanzaría los 4.700 millones de pesos, lo que la pondría en un nivel de equilibrio con la registrada en agosto.

El INDEC tiene previsto dar a conocer el jueves el resultado oficial de la medición de setiembre que, de confirmar la estimación del 1,8 por ciento, marcaría una fuerte desaceleración de los precios durante el último mes.

(Télam)

Dinar no vuela más

La empresa Dinar Líneas Aéreas "dejará de operar definitivamente" desde mañana -por hoy- debido a una disputa que mantenía con el Banco Nación, al que acusaba de retener indebidamente fondos de ventas de pasaje.

En un comunicado de prensa difundido por la compañía, Dinar aseguró que "dejará de operar definitivamente a partir del lunes 30 de setiembre (...), como consecuencia del conflicto que la empresa mantiene con el Banco Nación".

A su vez, el presidente de American Falcon, Fayez Yehab, que hace dos meses adquirió la empresa, presentó su "renuncia" a la continuidad de la empresa con otro comunicado.

El Banco Nación "ha vuelto a retener ilegalmente sus recaudaciones, privándola de los fondos necesarios para operar y afectando de este modo, en forma irreversible, su ecuación económica financiera", denunció Dinar en el comunicado.

De todos modos, la compañía también decidió dejar de operar por "los reclamos y juicios iniciados por trabajadores despedidos, la insistencia del Ministerio de Trabajo en que se reincorpore a 85 trabajadores, la imposibilidad de operar tres aviones, y la inhibición de salida del país dispuesta sobre los nuevos directores de la compañía, incluyendo a los de nacionalidad estadounidense".

"En estas circunstancias, Dinar Líneas Aéreas se encuentra imposibilitada de continuar sus operaciones. Se quiebra así la continuidad de otra empresa nacional, a la par que se anula otra fuente de trabajo y las provincias y se privan de los beneficios que de su actividad obtenían", continuó el comunicado. Asimismo, Yehab "ha decidido renunciar a todos los cargos efectivos que mantiene en las empresas de esta industria, en las que se desempeña desde hace más de 30 años", continuó el parte de prensa de Dinar. (DYN)

Gestiones con mucha cautela

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, afirmó ayer que la negociación con el Fondo Monetario Internacional "se orienta hacia una convergencia", pese a no dar detalles que permitan pronosticar un cierre de las gestiones con el organismo internacional.

Voceros de Economía confirmaron que Lavagna cenó el sábado con el responsable del Departamento de América Latina del organismo, Anoop Singh, y un grupo de colaboradores.

Para Lavagna, en el marco del proceso que la Argentina mantiene con el Fondo, desde Economía se busca "ser prudente y no apresurar" una definición ante las dilatadas gestiones con el FMI.

Lavagna almorzó ayer con su par francés, Francis Merd, quien fijó durante el encuentro realizado en Washington su posición y reclamos frente a la situación que viven las empresas galas en la Argentina a instancias de la devaluación.

El interés de Merd se centró fundamentalmente en el futuro escenario que se le presentarán a empresas de servicios privatizados que cuentan con accionistas franceses en las áreas de la electricidad y provisión de agua potable.

En las próximas horas, el ministro de Economía también mantendrá un contacto con Hans Hogervorst, responsable del área económica de Holanda, y otros funcionarios del gobierno del español José María Aznar.

En el encuentro del sábado con Lavagna, acompañaron a Anoop Singh, John Thorston (jefe de las misiones realizadas en la Argentinas por el FMI) y John Dodswarth.

En lo que fue definido como una "cena de trabajo" por parte de la cartera económica, también participaron el presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli; el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen; y el vicejefe de Gabinete, Eduardo Amadeo.

Si bien el encuentro se concretó en el máximo hermetismo, Lavagna aseguró -según reveló un vocero de Economía- que "en algún momento las negociaciones estuvieron caracterizadas por las divergencias, pero en este momento en cambio se orientan hacia una convergencia".

"Aunque queremos -dijo- ser muy prudentes y no apresurarnos con ningún tipo de anticipos".

Desde el Ministerio de Economía se aclaró que si bien hoy Lavagna deberá reunirse con los máximos popes del FMI, Horst Koelher y Anne Krueger, esta "no es una reunión de negociación, sino un encuentro para fijar posiciones y un calendario para continuar con la gestión".

(DYN y Reuters)


Comentarios


Lavagna rinde hoy cuentas por la crisis ante Köhler y O»Neill