Le aplicaron igual pena que al baterista de Callejeros



Sentencia de 18 años a Freydoz

El tribunal de General Roca que hoy sentenció a 18 años de prisión a Susana Freydoz por el crimen de su marido, el gobernador de Río Negro Carlos Soria, le aplicó la misma pena a la que en junio se condenó al ex baterista de Callejeros, Eduardo Vásquez, por el homicidio de su esposa, Wanda Taddei.

En aquella ocasión, Vásquez fue hallado responsable de “homicidio calificado por el vínculo atenuado por el estado de emoción violenta” por el Tribunal Oral Criminal 20 de la Capital Federal, integrado por Pablo Laufer, Luis Niño y Patricia Mallo.

Al igual que en el juicio por el crimen de Soria, la fiscalía había reclamado una pena de perpetua y la defensa la absolución o una pena por homicidio culposo al considerar que se había tratado de un accidente.

Sin embargo, los miembros del TOC 20 sorprendieron a todas las partes al introducir la “emoción violenta” porque ni siquiera había sido planteada como una alternativa posible por la defensa.

Los jueces consideraron que el estado de “emoción violenta” se produjo porque Vásquez sufría “estrés postraumático” debido a que había estado en el incendio del boliche Cromañón, que en 2004 provocó 194 muertos y cientos de heridos.

Vásquez “no era violento” sino “impulsivo”, ese día fue acumulando “ira” y por Cromañón tenía “miedo a la oscuridad”, estado en el que Wanda lo dejó cuando discutían antes de que fuera quemada.

Los jueces analizaron los hechos ocurridos el 10 de febrero de 2010 por la madrugada, cuando Wanda fue quemada en el 60 por ciento de su cuerpo luego de que Vásquez le arrojara alcohol y la prendiera fuego con un encendedor, según dieron por acreditado.

Sin embargo, para atenuarle la pena, tuvieron en cuenta varios hechos acaecidos más temprano, cuando el baterista fue a ensayar con su banda y Wanda, aparentemente enojada por la situación, le efectuó 27 llamados al celular a lo largo de cuatro horas y le dejó 10 mensajes.

Los jueces consideraron que cuando él volvió a su casa, pese al consejo de unos amigos de no hacerlo por el enojo de Wanda, “hubo discusión, hubo pelea y después, hubo oscuridad”.

“Una oscuridad vívidamente rememorada por Vásquez durante la inspección domiciliaria e incorporada a su relato ante esta sede como el hecho inmediatamente anterior al tramo en que ingresó en la escena la botella conteniendo alcohol”, remarcó el fallo.

Para el TOC 20, esa oscuridad estaba “ligada a las vivencias postraumáticas del encausado y puesta de manifiesto como rasgo patológico por los tres profesionales de la salud que lo trataron”.

Tras el ataque de Vásquez, Wanda murió 11 días después, tras

agonizar en el Hospital de Quemados. Según la versión del baterista, esa noche discutió con su esposa porque llegó tarde, ella apareció con una botella de alcohol con la que intentó golpearlo y en el forcejeo ambos se mojaron.

Afirmó que cuando él dio una pitada a un cigarrillo se prendió

fuego y Wanda, al querer ayudarlo, se quemó también. Sin embargo, peritos contradijeron durante el debate al imputado al afirmar que Taddei resultó quemada “por la llama de un encendedor”, que cuando esto sucedió la joven “se encontraba sentada” en el futón de la casa y que las lesiones que presentaba no son compatibles con el “zamarreo” de un líquido combustible.

(Télam)


Comentarios


Le aplicaron igual pena que al baterista de Callejeros