Le bajaron un tono al conflicto en Termas

El titular de la Asociación de Hoteleros, José Luis Falletti, aseguró que se trató de un caso aislado. Reconoció que las medidas de fuerza afectaron el normal funcionamiento del complejo de Copahue y complicó a los turistas. En la villa es temporada alta.



1
#

En enero pasado, los trabajadores realizaron un paro de actividades en reclamo de mejoras edilicias en el centro termal.(Foto: archivo )

2
#

La Asociación de Hoteleros de Copahue salió a bajarle el tono a las críticas que algunos de sus asociados emitieron esta semana en reclamo por el cierre parcial de las termas en el contexto de un conflicto gremial. José Luis Falletti, titular de la entidad, aclaró que dichas apreciaciones no se condicen con el pensamiento de la mayoría de los empresarios turísticos locales.

“Lamentamos esos dichos que sin dudas no representan nuestro pensamiento. Obviamente que el cierre temporal del complejo nos afecta y fundamentalmente complica a los turistas. Pero desde la Asociación comprendemos los esfuerzos que se están realizando para mejorar la calidad del servicio”, indicó Falletti en diálogo con “Río Negro”.

El hotelero sostuvo que se trata de un “conflicto aislado que ya fue resuelto” y recordó que en enero se registró un episodio similar que se destrabó “rápidamente”.

“Para nosotros la llegada de la ministra de Turismo Marisa Focarazzo representa un salto de calidad enorme. Desde su asunción el 16 de enero, hemos observado mejoras sensibles en todas las áreas y entendemos que este es el camino para lograr el desarrollo de nuestras termas”, añadió.

A la hora de analizar el conflicto, destacó que “sin dudas existe una interna gremial con cierta perversidad que nos afecta pero esto, lejos de hacernos bajar los brazos, nos da más fuerza para seguir adelante”.

A la hora de ejemplificar esta situación explicó que “si un gremio pide soluciones y da un plazo de tres días pero esos días son viernes, sábado y domingo, es imposible que las soluciones aparezcan mágicamente y de inmediato”.

“Desde la llegada de Focarazzo se avanzó mucho pero hay aspectos que deben preverse antes del inicio de la temporada y la ministra recién asumió a mediados de enero. Está resolviendo muchas cosas que estaban mal y no tengo dudas acerca del éxito de su gestión”, concluyó Falletti.

El conflicto se originó el lunes pasado cuando los trabajadores iniciaron medidas de fuerza que afectaron el funcionamiento de todo el complejo.

La situación se complica debido a que en esta época del año, Copahue tiene temporada alta y miles de turistas arriban a la villa con un paquete de estadía y baños ya previsto.

En enero pasado, los trabajadores reclamaron con paro de actividades, mejoras edilicias en el complejo y por la formalización de un convenio colectivo de trabajo.

La semana pasada una turista sufrió un accidente mientras tomaba un baño. Esto provocó el recambio de autoridades.

“Sin dudas existe una interna gremial con cierta perversidad, pero esto está lejos de hacernos bajar los brazos”,

dijo José Luis Falletti, titular de la Asociación de Hoteleros de Copahue.

Datos

“Sin dudas existe una interna gremial con cierta perversidad, pero esto está lejos de hacernos bajar los brazos”,

Comentarios


Le bajaron un tono al conflicto en Termas