Le dieron 14 años de cárcel por violar a su hija

Un sujeto de 32 años fue condenado a 14 años de prisión, luego de que los jueces lo hallaron culpable de la violación de su pequeña hija. Si bien la menor no declaró en la audiencia, los magistrados entendieron que era suficiente lo que la chiquita le había dicho al juez de instrucción y a una psicóloga. El defensor del imputado había pedido que la víctima sea citada a declarar. El aberrante hecho lo descubrió la madre de la menor, separada del condenado.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un hombre de 32 años fue condenado a 14 años de prisión al ser considerado responsable de la violación de su pequeña hija de cuatro años. Por este aberrante hecho, ocurrido en El Bolsón antes del 1 de diciembre del año pasado, el fiscal de Cámara había pedido 17 años de prisión, pero los jueces atendieron a la falta de antecedentes y de instrucción del violador, y redujeron la condena. Sin embargo, se mantuvieron alejados del mínimo de la pena porque consideraron agravante el aprovechamiento de la indefensión de la víctima y el menosprecio por su salud, porque luego de violarla y lastimarla no la hizo atender, y la amenazó con golpearla para que no contara lo sucedido. El hecho ocurrió en la vivienda del imputado, ubicada en el barrio Usina de El Bolsón, donde la menor pasaba los días hábiles de cada semana, de acuerdo al régimen de visitas que habían pactado sus padres al separarse. El 30 de noviembre del año pasado la madre retiró a la niña para compartir el fin de semana y poco después advirtió que la menor estaba dolorida y tenía sangre que manaba de un corte que tenía en la vagina. En el hospital, luego de suturarle la herida, el profesional que la atendió determinó que se trataba de una "lesión característica de un abuso sexual", y el hecho fue denunciado en la comisaría 12 de El Bolsón.

Los jueces y el fiscal no escucharon en forma directa la versión de la víctima, pero se valieron del testimonio que había prestado ante el juez de instrucción pocos días después de la denuncia, y los informes brindados por el médico y la psicóloga que la atendieron en forma inmediata. La circunstancia de no contar con la víctima en la audiencia fue criticada en forma vehemente por el defensor Marcelo Alvarez Melinger, quien consideró que había sido afectado el derecho a la legítima defensa y efectuó reserva de casación.

El informe de la licenciada Silvia Ceballos refiere que había advertido en la nena signos de angustia por la situación vivida, y que utilizaba mecanismos de defensa característicos de un menor que había padecido una situación traumática grave, "resistiendo el diálogo y mostrándose desconfiada". Destacó que había manifestado su deseo de no volver a estar con su padre porque la asustaba, y que le había confiado que éste había sido el autor de la violación, luego de introducirse en su habitación y en su cama. También le habría confiado que su padre le había advertido que no contara nada porque "la iba a cagar a palos", versión luego confirmada parcialmente por una hermana del imputado, quien declaró que la niña le había confiado que su padre la había violado y que si contaba algo "la cagaría a cintazos".

En su voto, el juez Marcelo Barrutia consideró que la autoría del imputado estaba acreditada con certeza y manifestó su convicción de que se encontraban "en posesión de la verdad". Mencionó los informes médicos, el resultado del allanamiento realizado en la casa del sospechoso y los elementos secuestrados, y las declaraciones prestadas por la menor y la licenciada Ceballos, quien consideró "altamente contraproducente para la menor tener repetir en la audiencia los pormenores de la situación que le tocó padecer". En la sentencia, los jueces ordenaron que se le proporcione a la víctima "un tratamiento psicológico", tal como había solicitado Ceballos.


Comentarios


Le dieron 14 años de cárcel por violar a su hija