Le dispararon a menos de dos metros de distancia

Sigue en estado crítico Eduardo Bartolomé . Uno de los detenidos purgó 17 años de cárcel.



#

A unos 50 metros de donde se detuvo al presunto autor del disparo contra el comerciante, se halló un bolso con la escopeta recortada.

ROCA (AR).- Eduardo Bartolomé fue baleado con una pistola calibre 9 milímetros a menos de dos metros de distancia, cuando intentó resistir el asalto a su ferretería ubicada en esta ciudad. Ayer permanecía internado en el sector de terapia intensiva del sanatorio Juan XXIII, y se consideraba que las próximas 48 horas serán decisivas para su recuperación.

En tanto, los dos detenidos que fueron apresados el lunes a la tarde, minutos después de que atacaran al comerciante, fueron llevados ayer a las 11.30 al juzgado de Instrucción Nº12, y posteriormente hasta la alcaidía de esta ciudad donde quedaron alojados.

De los detenidos se supo que uno de ellos es Humberto Frayle González, quien vivía en Neuquén. Tiene 41 años y había cumplido una condena a 17 años en la provincia de Mendoza por robo agravado.

El otro fue identificado por la policía como Gastón Facundo López, con domicilio en barrio Norte de Allen. Tiene 31 años y se informó que posee antecedentes por robo con armas.

Ayer se conocieron más detalles sobre los momentos que se vivieron en la ferretería.

El lunes alrededor de las 17.30 estaban Bartolomé, un empleado y un cliente en el comercio, cuando entró una persona y pidió precios de mediasombras. Cuando la persona que lo atendió se dio vuelta, se encontró encañonado con una pistola nueve milímetros.

Mientras obligaba a las tres víctimas a dirigirse a la parte trasera del comercio, entró un segundo delincuente portando una escopeta recortada.

Pero imprevistamente, Bartolomé se habría resistido al accionar de los delincuentes, y habría sido en ese momento cuando recibió el balazo en el abdomen.

Casi en forma simultánea, el otro delincuente disparó con la recortada pero al aire.

Al ver la resistencia del dueño del lugar, los malvivientes escaparon sin robar nada. Y a pesar de la herida, Bartolomé los corrió hasta la puerta.

En ese momento, su empleado advirtió que la herida podría ser grave, por lo que pidió auxilio.

Un vecino, Feliciano Fernández, jefe del cuartel de bomberos de esta ciudad, fue quien ayudó a trasladar a la víctima en un vehículo particular al hospital.

En el establecimiento recibió las primeras atenciones, y debido a la gravedad de las heridas fue derivado al sanatorio Juan XXIII. Tras ser operado, quedó en terapia intensiva.

 

Analizan las armas

 

Con respecto a las armas secuestradas -la pistola 9 milímetros y la escopeta recortada- están siendo analizadas por peritos de Criminalística.

Se supo que en el caso de la escopeta tiene un dígito borroso, aunque muchas suelen tener la numeración completa en el interior.

En cuanto a la pistola, “tiene varios dígitos buenos”, señaló una fuente allegada a la investigación. Se espera que los peritos puedan descifrar otros números de ambas armas, para de esta forma pedir un informe al Renar y tratar de establecer sus orígenes.

El caso provocó conmoción por la violencia del hecho, y por la persecución que se realizó en la zona del paseo del canalito, un lugar donde a esa hora hay muchas personas disfrutando de las tardes, y en donde además se hicieron algunos disparos de arma de fuego.


Comentarios


Le dispararon a menos de dos metros de distancia