«Le pegó a Nancy, saqué el arma, nos tiró y le disparé»

La hermana de la mujer que murió tras la balacera en la casa del puntero radical habló con "Río Negro" en el hospital. Dijo que tiene miedo y pidió ayuda solidaria para sus cinco sobrinos.





ROCA (AR).- «Discutimos y Ramos empezó a pegarle piñas a mi hermana. Yo saqué el revólver y le apunté. Corrí a su hijo del medio y ahí él sacó su arma, le pegó un tiro a Nancy y después me disparó a mí. Me caí para atrás… sentía como que me perforaba el cerebro. En el piso agarré de nuevo el revólver y le tiré. No sé cuántos tiros… dos… tres…»

Eva Sire tiene miedo de haya reacciones contra ella o su familia. Los nervios no le abren el apetito y se alimenta poco. En la sala de terapia intensiva del hospital de Roca habló ayer con «Río Negro» sobre la violenta balacera que protagonizó el domingo con el puntero radical Elvio «Huevo» Ramos.

Este diario también intentó conocer la versión de Ramos sobre los hechos, pero el detenido hizo saber que prefería no tener contacto por el momento.

«Alguien tiene que hacer algo por los cinco hijos de Nancy que quedaron desamparados. Yo no sé que será de mi vida, todavía me tienen que operar y puede pasar cualquier cosa. Le pido a la gente que pueda colaborar con ropa y alimentos para ellos que se acerque a mi familia o al hospital», fue su primer pedido antes de relatar los trágicos sucesos ocurridos en el almacén de Ramos, en el barrio Tiro Federal.

No dudó en reconocer que llegó armada al comercio del puntero. «Agarré un viejo revólver que había en casa por temor a que nos pasara algo. El le había pegado un tiro en la pierna dos semanas antes a mi hermano y sabía que podía reaccionar igual, pero jamás llegamos con la intención de usar el arma», señaló muy lúcida desde la cama donde se recupera.

La conversación con este diario fue luego de las 14. Tres horas más tarde fue trasladada hacia un sanatorio para sacarle radiografías y practicarle otros estudios médicos. Allí pudo tener contacto con sus familiares, que sólo cuentan con dos turnos de visita de quince minutos por día.

«Sé que me van a cerrar muchas puertas porque «ellos» manejan todo y tienen plata a disposición, pero igual voy a luchar», agregó.

La joven que recibió un balazo en su pómulo derecho reconoció que entre ella, su familia y «Huevo» Ramos antes había una relación amistosa. «A pesar de que en los últimos meses estuvimos peleados yo nunca llegué a odiarlo. Pero ahora sí, porque él nos sacó a mi hermana», dijo.

De acuerdo con la cronología de los hechos relatada ayer por Eva Sire, el conflicto del domingo comenzó cuando su cuñado caminaba por el barrio con un amigo, «de apellido Otero», que también es primo de Ramos. «Otero se fue y el «Huevo» agarró en la calle a mi cuñado y le pegó con un revólver en la frente. Cuando llegó a la casa de mi hermana con la cara ensangrentada, Nancy se puso muy mal porque, por más presidente del barrio que sea, no puede hacer eso», comentó Eva.

Luego indicó que ella entró a la casa en ese momento y decidió acompañar a su hermana hacia el comercio de Ramos. Antes de salir tomó el revólver calibre 32, del que dice no tenía la totalidad de las balas.

«Nos atendió la esposa, de mala manera. Empezamos a discutir y apareció él (por Ramos). Le dijimos que no queríamos que se cortara la amistad, pero el nos contestó que se cagaba en la amistad y en nuestra familia», expresó.

Luego sobrevino el incidente que terminó con los seis disparos, uno de los cuales dio en el ojo derecho de Nancy Sire y acabó con su vida.

«Después que tiré, quedé acostada en el piso, pero todavía escuchaba lo que pasaba a mi alrededor. El «Huevo» pidió que le alcanzaran las llaves del auto y se fue. Más tarde llegaron dos personas más, que me arrastraron y se llevaron las armas. Acomodaron unas cosas y después recién llamaron a la policía», sostuvo.

Eva Sire declaró el martes ante el juez Pablo Iribarren. La carátula de la causa por la que está detenida habla de «tentativa de homicidio. Sé que ellos pueden ganar una batalla, pero voy a dar pelea y saldré adelante si hay gente que me ayuda a luchar», refirió la mujer.

Antes de terminar la charla con este diario indicó que está «pendiendo de un hilo». «Tengo miedo por lo que me pueda pasar, pero estoy más preocupada por mis sobrinos. Ellos se quedaron sin madre y la Justicia tiene que buscar al responsable de esto», señaló.

«Hubiera preferido morir yo»

Eva Sire tiene el mejor recuerdo de su hermana Nancy. «Era noble, no tenía cuentas pendientes con nadie», aseguró ayer en el hospital frente a este diario.

«Hubiera preferido morir yo», dijo sin dudar en calificar lo sucedido el domingo como algo muy injusto que pasó «por culpa de una persona que se cree que puede hacer lo que quiere porque es amigo de gente con plata».

Según relató, Nancy era el puntal para todos los hermanos Sire. «Era la mayor y se hizo cargo de mí y el resto de los hermanos cuando murió mi mamá», contó. En esa época, Eva tenía sólo nueve años y por eso asegura que entiende todas las cosas por las que pasan sus sobrinos en estos días.

Eso fue lo que reforzó su pedido de solidaridad para con los menores.

Admitiendo que ella y sus hermanos debieron afrontar procesos judiciales en el pasado, aseguró que Nancy jamás visitó una comisaría ni siquiera por la fata de un documento.

Con respecto a los motivos de las peleas entre «Huevo» Ramos y su cuñado, además del fatal enfrentamiento en el almacén al mediodía del domingo, sostuvo que empezaron cuando él (Ramos) le pegó un tiro en la pierna a mi hermano Juancito».

La mujer aludió a una primera discusión ocurrida hace más de dos semanas y a otra -dos o tres días después- cuando Ramos habría encontrado a Juan Sire sentado en un tronco y le disparó tres veces. Uno de los impactos le dio en la pierna.

«Nosotros ni siquiera denunciamos eso para no joderlo a él y mirá cómo nos pagó. Le pegó un culatazo a mi cuñado y después mató a mi hermana», se quejó. (AR)

Eves Tejeda defenderá al puntero de la UCR

Ayer se supo que el abogado Eves Tejeda se hizo cargo de la defensa de Elvio «Huevo» Ramos.

A sólo diez metros de la sala en la que Eva Sire se recupera, el puntero de la UCR también espera mejorías en las cuatro partes de su cuerpo por donde ingresaron los proyectiles del revólver calibre 32 que la mujer dice haber usado el domingo.

Hasta las primeras horas de la tarde de ayer, el juez Pablo Iribarren aún no había podido tomarle declaración a Ramos debido a que aún no se encontraba en condiciones físicas de afrontar una indagatoria.

Durante la jornada de ayer, el presidente de la junta vecinal del barrio Tiro Federal recibió la visita de familiares y allegados directos.

De la misma forma que lo hizo con Eva Sire, la policía que se encarga de la custodia del puntero comunicó que existía autorización para que tomara contacto con la prensa, pero Ramos se negó a conceder su testimonio.

Durante la mañana de ayer fue retirado por unos minutos de la habitación común en la que se encuentra para que los médicos le realizaran radiografías. Aunque no se confirmó, allegados a Ramos indicaron que sería sometido a una intervención quirúrgica, lo que retrasaría su indagatoria. (AR)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Le pegó a Nancy, saqué el arma, nos tiró y le disparé»