Le quemaron la casa a presunto homicida de Allen

Había sido detenido el domingo a la noche, acusado de matar de un escopetazo a otra persona. Ayer ardió la casa que compartía con su mujer. Temen por un enfrentamiento aún mayor.

El fuego ganó gran parte del interior de la construcción. Por suerte, no hubo que lamentar heridos ya que en la casa no había nadie.
ALLEN (AA).- "Esto no parece ser otra cosa que un ajuste de cuentas. Una venganza", dijo ayer un policía que interviene en la investigación del incendio de una precaria vivienda de un barrio de Allen en el que habitaba, junto con su mujer, un hombre que se apellidaría Quilodrán, actualmente detenido, sindicado como el asesino de Ceferino Millanao.

Mientras continuaban anoche los operativos para detener a Ramón Nahuelcura, hermanastro del muerto, quien estaba preso en la alcaidía de Roca cuando ocurrió el hecho, pidió y obtuvo permiso con custodia para concurrir al velatorio de Millanao y de allí se fugó. Millanao, de 31 años, fue asesinado de un escopetazo en el rostro tras una disputa a la salida de un baile en la madrugada del domingo, en cercanías de las calles Escales y Moreno, de Allen.

Junto con el presunto asesino hay demorado un sospechoso, y ambos resultaron ubicados por la policía el mismo domingo, aunque por la noche, en un allanamiento en una casa ubicada en San Juan al 3.000 de Roca, ciudad a la que habían podido llegar -trascendió- cruzando chacras y evitando la ruta chica y los caminos rurales. Al sindicado como matador lo involucran las declaraciones de testigos ocasionales de la tragedia.

El incendio se produjo entre las 23 y las 23.15 del martes último, en una casa del barrio "El Salto" y no se propagó a otras viviendas precarias gracias al accionar de los bomberos.

Allí vivían, por lo que se indicó, el presunto asesino y su mujer. Sin embargo, la casa estaba deshabitada porque debido a las amenazas recibidas desde el domingo, la mujer había sacado todas sus pertenencias trasladándose al hogar de su madre, que se levanta muy cerca del sitio donde ocurrió el siniestro.

Precisamente en la casa de su madre la mujer recibió el alerta de que algo pasaba. Cuando salió corriendo ya había llamas envolviendo todo, y afectando el interior, el techo y las paredes.

La mujer tiene mucho miedo y desde el domingo a la noche hasta el martes al mediodía su casa estuvo con custodia policial.

La zona del noreste de Allen se hallaba ayer conmocionada, con la policía llevando a cabo rastrillajes y procedimientos.

Por las características de los sectores involucrados en la tragedia, se temía por un enfrentamiento de mayores proporciones. Por ello los efectivos trataban de detener a Nahuelcura, hecho que se daba ayer como inminente.

La fuga del hermanastro fue casi de película. Se habría originado un incidente durante el velatorio y en medio de la confusión el sujeto forcejeó con los policías que lo custodiaban, logró llegar a la calle y desapareció sin dejar rastros.

En la casa de la madre de la mujer del detenido se mantenía ayer una custodia policial. Se comentaba que toda la familia se iba a mudar anoche a otro domicilio de un sitio alejado del barrio, por temor a más represalias.


Comentarios


Le quemaron la casa a presunto homicida de Allen