Le secuestran autos robados a una comerciante

Fue en Rincón de los Sauces, y la mujer dijo que los había comprado de buena fe. Un camión y un utilitario tenían adulterados los números de motor y chasis.



NEUQUEN (AN)- La dueña de un cabaret de Rincón de los Sauces tenía en su poder un camión Mercedes Benz y una Peugeot Boxer con los númerosos de motor y chasis adulterado, y con la documentación falsificada. La mujer trató de justificarse exhibiendo boletos de compra venta de los vehículos, pero la Policía se los secuestró mientras investiga el origen de los rodados.

Por otra parte, fue secuestrada una camioneta Toyota Hilux doble cabina con documentación falsa y la numeración adulterada, que estaba en poder de un neuquino que a su vez se la había comprado a un comerciante de Cipolletti. Los investigadores creen que el vendedor conocía el origen ilícito del vehículo.

La información sobre los vehículos secuestrados la proporcionó el jefe del Departamento Sustracción de Automotores de la policía neuquina, comisario inspector Sergio Seguel.

En diálogo con “Río Negro”, explicó que el jueves se realizó un procedimiento en Rincón de los Sauces. “Fue un operativo de prevención programado por la Superintendencia de Investigaciones”, dijo Seguel. “Habíamos detectado que en esa localidad algunos vehículos podrían tener anormalidades y por eso viajó una comisión”.

Los policías secuestraron en la vía pública la Peugeot Boxer. Se trata de una unidad flamante, que tenía adulterada la documentación, así como el número de motor y de chasis. Estaba en poder de una mujer, propietaria de un cabaret en la localidad petrolera, quien acababa de traerla desde Buenos Aires.

La vivienda de la mujer fue allanada y allí los investigadores encontraron el camión Mercedes Benz 710 también con la numeración adulterada. Según se pudo determinar el vehículo había sido robado en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires.

La mujer exhibió boletos de compra venta y se justificó diciendo que era compradora de buena fe. Se inició una investigación para determinar si es así, y mientras tanto los dos rodados quedaron secuestrados.

Seguel explicó que la adulteración del número de motor y chasis “fue hecha por profesionales, y solamente nuestro personal que está especializado en el tema podría detectarla”. Respecto de los papeles, indicó que “se trata de documentación original, que seguramente fue robada en blanco y rellenada con los datos del vehículo”.

Respecto de la Toyota Hilux, también es último modelo y se la detectó cuando circulaba por las calles de Neuquén capital. “Estaba en poder de un supuesto comprador de buena fe. Se trata de un hombre que la compró hace muy poco tiempo a un revendedor de Cipolletti”, indicó el jefe policial.

Esta persona de la vecina provincia quedó involucrada en la causa, y no sería la primera vez que tiene un problema así.

Seguel recomendó a todos los potenciales compradores que “concurran a nuestro Departamento antes de cerrar una operación, para hacer verificar el vehículo. Esto les ahorrará muchos problemas”.


Comentarios


Le secuestran autos robados a una comerciante